04 de abril de 2019
04.04.2019
La Opinión de Murcia
Tenis

Carlos Alcaraz se despide de Villena pese a poner contra las cuerdas a Rosol

El tenista murciano se despide del ATP Challenger de Villena al caer ante el checo en tres sets

03.04.2019 | 22:26
Carlos Alcaraz se despide de Villena pese a poner contra las cuerdas a Rosol

Carlos Alcaraz, con solo 15 años de edad, puso ayer contra las cuerdas el veterano checo Lukas Rosol, de 33 años y que ocupa el puesto 132 en el ránking de la ATP, en la segunda ronda del torneo Challenger que se disputa esta semana en Villena.

Un día después de convertirse en el primer jugador del mundo nacido en 2003 que gana un encuentro de un torneo de esta categoría, el jugador murciano estuvo a punto de consumar la gran sorpresa eliminando al octavo cabeza de serie, verdugo de Rafa Nadal en la segunda ronda de Wimbledon en 2012 y con tres títulos en su palmarés, que terminó imponiéndose por 2-6, 6-3 y 3-6. Pese a la derrota, el tenista de El Palmar que entrenan Juan Carlos Ferrero, Kiko Navarro y Álex Sánchez ha causado sensación en este torneo profesional y la próxima semana también competirá en el Murcia Club de Tenis.

En la primera manga, ambos jugadores comenzaron ganando sus servicios hasta que con 3-2 logró un break el checo (4-2) que le catapultó a ganar de forma contundente el séptimo juego (5-2) ante un tenista murciano que perdió en ese momento su sitio en la pista. Rosol terminó imponiéndose por 6-2, dando muestras de una superioridad que no tuvo continuidad en la segunda manga ante la portentosa reacción del adolescente de El Palmar, que rompió en dos ocasiones el servicio a su rival para situarse con un claro 4-0. Tenía el partido bajo control Alcaraz, quien paulatinamente fue ganando confianza y cerró la segunda manga con 6-4.

En la tercera y última, Alcaraz mantuvo el fuerte ritmo que impuso, desgastando a su rival y rompiendo en dos ocasiones su servicio para situarse con 3-0. Sin embargo, Rosol reaccionó tirando de experiencia e igualó el choque (3-3) tras devolverle a su rival las dos roturas de servicio. Con el partido de nuevo igualado, llegaba una nueva prueba para el murciano, en este caso de madurez para un chaval de solo 15 años con muchos partidos en sus piernas en la última semana y media, ya que la pasada también disputó y ganó el torneo júnior de Grado 1 que se jugó en Villena. Rosol, con un servicio muy profundo, logró ponerse por delante tras un parcial de 4-0. El checo había remontado un partido que se le había puesto muy cuesta arriba, traspasando toda la presión al joven murciano, quien tras dominar el siguiente juego con su servicio por 40-15, terminó cediéndolo para encontrarse con un 3-5 en contra y servicio para su oponente.

Cuando parecía que el choque iba a morir, Alcaraz salvó dos bolas de partido y le rompió el servicio a un incrédulo Rosol (4-5). Con el público de la pista central totalmente entregado al joven tenista de El Palmar, en el décimo juego llegó a disfrutar de un 40-0, pero Rosol, que acabó el encuentro aplaudiendo al murciano y reconociendo su titánico esfuerzo, igualó y terminó ganando el set y el encuentro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook