01 de abril de 2019
01.04.2019
La Opinión de Murcia
El deporte, en primera persona
Ciclista con discapacidad visual

Ginesa López Alarcón: "No sé si me voy a quedar ciega el día de mañana, por eso tengo que ir a muerte hoy"

"Cuando me partí el tobillo haciendo escalada surgió el ciclismo de ir a rehabilitación en bicicleta a diario"

01.04.2019 | 04:00
Ginesa López Alarcón

Ginesa López Alarcón 'Kuki' (Javalí Viejo, 29 de septiembre de 1980) es una mujer con una vitalidad arrolladora. Hace unos años perdió toda la funcionalidad en su tobillo derecho haciendo escalada y hace dos empezó a perder la visión por retinosis pigmentaria. Ahora es integrante del equipo de ciclismo paralímpico Cofidis, que está preparando los Juegos de Tokio 2020.

Usted padece retinosis pigmentaria. ¿Cuándo le detectaron esta enfermedad?
Hace dos años porque es una enfermedad que aparece en una edad madura, tardía. Pertenezco a la cuarta generación de mi familia que la padece porque mi abuela se quedó ciega a los 53 años, mi madre también la sufre y a mi hermana se la detectaron a la misma vez que a mí.

Entonces siempre sabía que podía llegar ese día.
Sí, pero yo nunca pensé en ello. Hace dos años veía y leía perfectamente, pero ahora tengo que tirar de lupa.

¿Y nunca pensó qué haría si le pasaba?
Nunca aunque lo he convivido desde bien pequeña en mi familia. Lo he visto en mi abuela, que con 53 años estaba ciega, falleció a los 93 y ha sido un ejemplo de que no había ni barreras ni limitaciones. La vi cocinar y hacer todas las tareas del hogar sin ver.

Pero pienso que no es lo mismo nacer ciego que tener que adaptarte a esa situación con 36 años.
Nunca he pensado ¿y si mañana pierdo la visión? No cabe en mi cabeza porque es un pensamiento negativo y absorbe mi energía buena. Ahora tengo un problema visual, pero lo llevo como buenamente puedo, sin agobios y mucha actitud positiva. No me da miedo quedarme ciega el día de mañana. ¿Qué pasaría? Pues que tendría que ir adaptándome al medio, pero sin miedo porque es muy fácil caer en una depresión...

Ahí voy, que debe ser sencillo deprimirse, aislarse.
Fíjate que antes de empezar a perder la visión sufrí una lesión muy grave en el tobillo haciendo escalada en 2012.

¿Qué deportes ha practicado?
Salía a correr todas las mañanas, hacía ciclismo, escalada deportiva, rutas de senderismo, buceo, gimnasia rítmica... Desde bien chica he estado en el entorno deportivo e incluso oposité para bombero, pero no aprobé porque no había plazas entonces en Murcia, y después, como Policía Nacional, me eliminaron en la entrevista personal, pero las pruebas físicas las superé.

¿Y cómo llegó al ciclismo?
Mi padre me llevaba de joven con su grupo de amigos, y ahora es él quien se ha animado a venirse conmigo. Pero el ciclismo surgió cuando me partí el tobillo haciendo escalada y sufrí muchas operaciones. En esos años yo iba en bicicleta de montaña a la rehabilitación y todos los días hacía 50 o 60 kilómetros por Murcia.

Y ahora está en el equipo paralímpico Cofidis.
Sí, fue a través de unas jornadas de iniciación en Madrid a las que me apunté a través de Begoña, directora del equipo Cofidis. Nos convocaron para hacer unas pruebas y para que conociera a mi piloto, porque mi modalidad es tándem. El seleccionador nacional vio que los tiempos que hicimos fueron buenos y nos seleccionaron. Entonces empecé a tomarme esto en serio.

Y tan en serio va que ya tiene una medalla nacional.
Sí, me lo tomé como una aventura deportiva, dando todo de mí. Se dio con un perfil que iban buscando. El compromiso empezó entrenado todos los días y me he comprado un rodillo porque por la noche no puedo salir.

Claro, es que usted debe tomar precauciones.
No puedo salir sola, siempre lo hago con gente, aunque me defiendo. Antes salía por la noche con el frontal, pero ahora no me fío. Tengo a mi amiga Toñi, mi compañera de batallas, que siempre sale conmigo en Murcia porque con May, mi piloto, solo coincido en las concentraciones.

Entonces va a por todas.
Mira, tengo 38 años y ya no puedo ir con tonterías por la vida. Yo no voy a pasearme, la meta es Tokio 2020. Me partí el tobillo y se acabó correr, pero sí te digo que subiré el Everest, como han hecho otras personas. El doctor Pedro Guillén, que me estuvo tratando, me dijo que un montañero había subido al Everest con el mismo problema que tengo yo en el tobillo, artrodesis.

¿Se plantea grandes retos en el ciclismo?
Voy a corto plazo. Empezamos en el Campeonato de España y después nos fuimos a Portugal porque habíamos hecho unos tiempos dignos. Y de allí al Mundial, donde nos encontramos con gente que se dedicaba exclusivamente al ciclismo y nos sacaba 20 segundos de diferencia. Hasta ese momento yo solo había entrado tres veces en un velódromo.

¿Y tienen posibilidades de ir a Tokio?
Sí, vamos de cabeza. Yo es que me tomo las cosas muy en serio porque soy amante del deporte y eso me da mucha vida. Entre el problema que tuve con el tobillo, que ya fue un reto superarlo, y después la visión, siempre he pensado en vivir mi vida con intensidad en cada momento. He tenido que renunciar a muchas cosas y no sé si mañana voy a perder la visión, por esto tengo que ir a muerte.

Por lo que me cuenta, esto no es una simple ocupación para el pobre discapacitado.
No, ya ves que yo soy discapacitada física y sensorial y de pobre nada. Querer es poder. Y encima soy mujer, que es otro hándicap. A todas las mujeres que no tienen discapacidad, cuando me cuentan sus problemas, les digo que no tienen ni idea de lo que realmente son problemas.

Es que usted lo ha enfocado como una oportunidad.
Claro, he sacado el lado positivo de un problema. A mí esto no me puede absorber ni llevar a una depresión, todo lo contrario. Tengo que saber convivir con lo que tengo y sin que afecte a mi entorno familiar, pero también es lo que he mamado porque veo a mi madre y lo lleva con mucha actitud. La mujer y la discapacidad pueden convivir en el mundo deportivo del alto rendimiento. Y he visto a gente mucho peor que yo, porque lo mío es Bambi al lado de Ricardo Ten, a quien le faltan dos brazos y una pierna. Cuando lo ves hacer lo que hace, te das cuenta que para él no hay límites en su vida.

Pues me acaba de dar una lección.
La vida es así y nosotros nos la complicamos con chorradas. Ya demasiado se te puede venir encima para estar complicándote tú la vida gratuitamente con pequeñas cosas, esa es mi visión de vida. Ahora se me ha brindado esta oportunidad gracias a las federaciones Española y Murciana, además de Cofidis, y la pienso aprovechar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Baloncesto Regional 2020-2021

Conoce todos los equipos y sus plantillas y el calendario de encuentros de ACB, LEB Oro, LEB Plata, EBA, LF2 y BSR ¡Adelante!


Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!