30 de marzo de 2019
30.03.2019
La Opinión de Murcia
Segunda B. Real Murcia

Mauricio García se convierte en el mejor 'aliado' del consejo de administración del Real Murcia

El Consejo Superior de Deportes descarta tomar medidas contra los actuales gestores granas por no inscribir las acciones del empresario mexicano

29.03.2019 | 23:00
Mauricio García se convierte en el mejor 'aliado' del consejo de administración del Real Murcia

Considera que éste no ha realizado los pasos correctos al no acudir a los tribunales para que ejecuten de forma forzosa el laudo del TAS

Según la RAE 'exequatur' es el «reconocimiento en un país de las sentencias dictadas por tribunales de otro Estado». Pues ese latinismo que literalmente significa «ejecutar» es el que se ha cruzado en el camino de Mauricio García de la Vega en su batalla porque el consejo de administración del Real Murcia le inscriba sus acciones en el libro de socios de la entidad grana.

En el día de ayer se emitió un nuevo capítulo de una serie que ya alcanza su primer año de emisión. El CSD informaba al Real Murcia de que da por finalizado el procedimiento por el que los abogados de Mauricio García de la Vega pedían la sanción del actual consejo de administración del club grana por «retrasarse en el cumplimiento del deber de actualizar el libro de socios».

El organismo gubernamental había abierto un procedimiento sancionador, decidiendo, tras escuchar las alegaciones de los responsables murcianistas, pedir un informe independiente de la Abogacía del Estado antes de tomar una decisión. Pues tras escuchar a ambas partes y atender dicho informe, el CSD decidió dar carpetazo al asunto, archivando las actuaciones, considerando que la decisión del órgano gestor el Real Murcia de no inscribir a De la Vega «no constituye una infracción administrativa».

La resolución, que es un espaldarazo al consejo de administración del Real Murcia, más que aplaudir la decisión de los granas de no incluir en el libro de socios al mexicano, lo que hace es dar un tirón de orejas al empresario azteca, al considerar que se ha saltado un paso sin el que no puede exigir ser reconocido como accionista grana.

Por lo que, ese paso en falso da validez a todo lo realizado hasta ahora tanto por el equipo de Víctor Gálvez como por el presidido por José María Almela. Según el informe de la Abogacía del Estado, «resulta indiscutible que es necesario el reconocimiento y ejecución de un laudo extranjero para que pueda desplegar sus efectos en España... Será necesario el reconocimiento y ejecución del laudo dictado por el TAS, en España, para que el mismo pueda desplegar su eficacia en el territorio español y, por ende, en nuestro ordenamiento jurídico».

En ese párrafo, se señala directamente a Mauricio García de la Vega, quien, tras obtener el laudo favorable del TAS el 31 de julio, debería haber acudido inmediatamente a los juzgados de Sevilla, donde está registrada la mercantil de Raúl Moro, para solicitar el 'exequatur', o lo que es lo mismo, una resolución judicial que obligara a Corporación Empresarial Augusta a realizar el traspaso de acciones.

«El laudo, en caso de tener que ejecutarse de forma forzosa, supondrá que dicha ejecución se deberá instar frente a la parte condenada por el mismo y no, frente al Real Murcia. Una vez instada y decretada la ejecución forzosa, dicho laudo sí sería título suficiente para inscribir, ya que el condenado en el procedimiento arbitral estará obligado a cumplir el laudo y, por ende, podrá procederse a la inscripción en los términos previstos para ello en la legislación aplicable», añade el informe de la Abogacía del Estado en el que se basa el CSD para archivar las actuaciones sin tomar ninguna medida.

La decisión de los abogados de Mauricio García de la Vega de no tomar el camino esperado pasa ahora factura al mexicano, que ve como el consejo de administración grana le gana una batalla más que importante, porque al decir el CSD que no estaban obligados a inscribirle, los actuales gestores murcianistas incorporan una bala más a su revólver en su defensa de la validez de la ampliación de capital. Además, la Abogacía del Estado tiene muy en cuenta en su informe lo dicho por el Juzgado de lo Mercantil de Murcia.

El latinismo 'exequatur' pasará convertirse en el término favorito en Nueva Condomina, y es que el ponente del Consejo Superior de Deportes no duda en tirar para atrás el argumento defendido por el Real Murcia para no inscribir a Mauricio García agarrándose a los estatutos del club al considerar que es «contrario a derecho». Ahí, según el documento conocido ayer, «los administradores de la sociedad deben inscribir de forma inmediata la transmisión de las acciones una vez que tengan conocimiento y quede acreditada la misma, por lo que cualquier norma estatutaria que restringiera o dificultara la actualización del libro registro de acciones nominativas sería contraria a derecho». «No puede ampararse, por tanto, el incumplimiento de la normativa en un requerimiento estatutario que además hace depender el cumplimiento de la obligación de inscribir a la voluntad de una de las partes», añade.

También defiende el ponente del CSD que «al laudo arbitral debe otorgársele la condición de resolución de condena».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes