18 de marzo de 2019
18.03.2019
La Opinión de Murcia
FC Cartagena

Un príncipe que busca su corona

El FC Cartagena, pese a su derrota ante el Linense, acumula ya 41 jornadas en la primera posición del Grupo IV en las tres últimas temporadas ligueras y se mantiene cerca de 90 semanas entre los cuatro primeros clasificados

17.03.2019 | 19:28

El objetivo del ascenso se ha convertido tanto en una obsesión como en una necesidad

El FC Cartagena acumula con la de esta jornada un total de once semanas en lo más alto de la tabla clasificatoria. Iguala, por tanto, el número de ocasiones que ha detentado el liderato esta campaña con el Melilla, el gran agitador de la competición en el primer tercio de la misma.

Aunque tardó en llegar más que otras campañas, parece que los de Gustavo Munúa han venido para quedarse y no están dispuestos a desprenderse de este gozoso lugar de aquí al 19 de mayo, fecha de la última jornada de la competición regular.

La trayectoria del bloque albinegro en estas últimas tres campañas deja un reguero de buenos resultados y mejores posiciones en el Grupo IV. Es, sin lugar a dudas, de los mejores equipos en este periodo, aunque han sido otros como el Lorca o el Extremadura los que se han llevado las mieles del éxito con el ascenso a Segunda División. Es este Cartagena un príncipe en Segunda B que busca su corona y que cada año que pasa lo hace con más insistencia, pero también con más necesidad.

Los propietarios del club son conscientes de que la división de bronce no tiene el gancho suficiente para que la afición logre mantenerse fiel al equipo temporada tras temporada o fracaso tras fracaso. El club remontó una situación adversa el pasado verano con el fiasco que sufrió, por partida doble, en Majadahonda y en Cartagena ante el Extremadura. Logró, no solo motivar a la afición, hundida con ese doble decepción, sino que además incrementó el número de abonados y recuperó la ilusión con un bloque muy renovado y que campea a todo trapo por la categoría.

El proyecto a corto plazo liderado por Paco Belmonte tuvo una campaña en la que logró despegar y generar la ilusión por el ascenso. En la temporada 2016/2017 el equipo entrenado por entonces por el preparador albaceteño de Alberto Monteagudo acabaron en cuarta posición, pero en el campeonato se mantuvieron 13 jornadas en la primera posición y hasta 37 -a excepción de la primera-, entre los cuatro primeros de la clasificación. Les faltó mucho más impulso para llegar frescos al final de la competición. Estuvieron a un paso de quedarse fuera, aunque lograron salvar el escollo en el último momento y reconvertirse para disputar la fase por el ascenso.

Llegó el play off en el que pasaron la primera ronda frente alAlcoyano y despertaron de nuevo la ilusión que el Barcelona B se encargó, en segunda ronda, de dinamitar.

El año pasado el equipo finalizó campeón del Grupo IV. Lideró la categoría a lo largo de 18 jornadas y estuvo hasta 32 entre los cuatro primeros clasificados. La fase de campeones acabó de la forma más cruel posible, con un gol en propia puerta a 30 segundos del final -minuto 96:30- cuando todos los aficionados aguantaban el aliento para poder festejarlo por todo lo alto. Luego, en la fase de grupos y en la última eliminatoria por el ascenso, tampoco fue capaz de superar la ronda final contra el Extremadura. La imagen, por partida doble, de dos rivales celebrando el ascenso ante sus aficionados será algo que quede en la retina de muchos durante un buen número de años, como sucedión en su momento, el llamado 'Cordobazo' hace ya veinte años.

Esta campaña son ya 18 las jornadas que el conjunto entrenado por Gustavo Munúa ocupa uno de esos cuatro primeros puestos y suma once como primer clasificado.

El entrenador uruguayo no es de los que se emocionen hablando de lo que puede o no pasar. Como hombre de fútbol curtido en muchas situaciones complejas, es muy cauto, su discurso está lejos de cualquier estridencia o fanfarronería, por lo que no será capaz de alzar la voz hasta que el equipo consiga lo que todo el mundo espera, el ascenso a Segunda.

Quedan nueve jornadas para la conclusión de la temporada regular y un total de 27 puntos en disputa. Hay hasta cinco equipos que se están jugando las cuatro primeras posiciones y, sobre todo, el título de campeón de este grupo. El Cartagena es el mejor situado sin lugar a dudas en estos momentos, aunque el Recreativo se ha destapado como el mejor equipo de la segunda vuelta de la competición y acecha a los albinegros. El UCAM Murcia y el Melilla no han desistido en ningún momento esta campaña de alcanzar el primer puesto y el San Fernando solo está esperando su momento para saltarse varios oponentes y colocarse en lo más alto.

A los albinegros les ha fallado en temporadas anteriores el último escalón. Si bien han disputado la fase de ascenso y además en una de ellas con claras opciones de ascender, lo que sí adolecía este club era de una plantilla amplia que llegara lo más entera físicamente posible al momento decisivo. Munúa ha reinterpretado la temporada para dosificar a sus jugadores y que cuando llegue el momento definitivo no hayan dudas. El príncipe quiere su corona. No le vale con los halagos, quiere ser el rey.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes