15 de marzo de 2019
15.03.2019
Real Murcia

Un sube y baja sin fin

El consejo de administración del Real Murcia "está moviendo cielo y tierra" para lograr los 1,2 millones que se necesitan para cerrar la temporada

14.03.2019 | 23:45

Es el tercer cálculo de gasto que hacen en un mes tras hablar de 500.000 euros primero y 800.000 euros después. En febrero Tornel afirmaba que cubrir los pagos hasta el 30 de junio "está garantizado".

Los tres goles anotados por Cristiano Ronaldo para eliminar al Atlético de Madrid hicieron que las acciones de la Juventus de Turín se disparasen en Bolsa. Los títulos del Real Murcia no cotizan en el Ibex. Si lo hicieran, teniendo en cuenta los resultados deportivos del la entidad grana, tampoco serían atractivos para los inversores, sin embargo, en las últimas semanas, los cálculo de gasto del consejo de administración suben y bajan según el día como si Nueva Condomina fuese Wall Street.

El pasado 3 de febrero, aprovechando la junta extraordinaria de accionistas, Emilio García, miembro de la comisión económica del club grana, hacía un balance a los presentes de los 100 días de la PARMU en el consejo de administración. Tras mostrar datos de ingresos y gastos, se señalaba que se necesitaban 500.000 euros para acabar la temporada. Solo unos días después, en una entrevista radiofónica, José María Almela indicaba que ese calculo había quedado desfasado por la llegada de nuevos embargos, hablando de que se necesitarían 800.000 euros para llegar al 30 de junio. Antes de acabar ese mes de febrero, Francisco Tornel tranquilizaba a los aficionados al afirmar que cubrir los gastos de esta campaña «estaba garantizado». «Nuestra preocupación es diciembre de 2019, cuando haya que pagar el primer plazo del reconvenio de acreedores».

Pues ayer, en la sala de prensa de Nueva Condomina, mismo sitio en el que el vicepresidente apaciguaba los nervios, el consejo de administración del Real Murcia ofreció su cuarto calculo de gasto de aquí a junio. Cuarto si se tiene en cuenta que esta misma semana, en otro medio de comunicación, desde la comisión económica se hablaba de que se necesitaban unos 300.000 euros.

Pues ni 500.000, ni 800.000, ni 300.000 euros. Francisco Cobacho, consejero grana y encargado del área de operaciones y recursos humanos, volvía a poner ayer a girar el tiovivo grana para indicar que el club tiene que ingresar 1,2 millones de euros de aquí a final del ejercicio para cerrar la campaña con cero pérdidas. «785.000 euros son de gasto operativo, donde destacan los 485.000 euros en nóminas a futbolistas y trabajadores», mientras que los otros 500.000 euros son de embargos. «Estamos moviendo cielo y tierra», decía el murciano, que añadía que «este mes se necesitan 120.000 euros». «Si no los conseguimos, no tendremos justificación», continuaba, recalcando que podrían haber hecho lo que los anteriores gestores, «no pagar a Hacienda y a la Seguridad Social», pero ellos han preferido tomar otro camino.

Aunque la rueda de prensa fue para ofrecer datos económicos, ninguno de los responsables de esas áreas -Emilio García, Daniel Moreno y Martínez Rivas- se sentaron en la mesa. Sí lo hicieron José María Almela, Francisco Miró, Francisco Tornel y el mencionado Cobacho. Después de exponer cómo se han gastado los 1,8 millones recaudados hasta ahora, ninguno de los responsables granas fue capaz de explicar cuáles son los planes para ingresar esos 1,2 millones que faltan. Se habló de «fuentes de publicidad, otros ingresos extraordinarios y gestionar los activos del club». «Tenemos gente vendiendo publicidad que sabe hacer muy bien su trabajo», añadían, refiriéndose también a «adelantos de tesorería», un aspecto que, pese a ser cuestionados por ello, optaron por no explicar, remitiéndose a ruedas de prensa futuras. Sí volvieron a descartar la posibilidad de realizar una nueva ampliación de capital para conseguir liquidez. Francisco Miró, consejero delegado, era claro: «No vemos ahora esa opción».

También dejaron claro que «está descartado que se acabe la temporada a cero», contradiciéndose a sí mismos, ya que hace solo quince días hablaban, como dijo Francisco Tornel, de que «están garantizados los pagos a 30 de junio». La nueva previsión es abonar un 80% de los gastos.

Al ser cuestionados por el baile de cifras, el vicepresidente del club se limitaba a indicar que «había deudas dormidas que han aparecido ahora», añadiendo que algunos acreedores al ver que están pagando han empezado a pedir su dinero. Y lo que no esperan en el consejo es la llegada de inversores. Decía Tornel que «inversores siempre hay», pero que no interesa ahora que el accionariado es de los murcianos. Por su parte Miró era más realista: «Que llegue un inversor es una quimera».

Aprovechaban la rueda de prensa para desmentir desavenencias dentro del consejo de administración y las áreas de dirección. Pese a que en las últimas semanas las discusiones han sido constantes en Nueva Condomina, donde el KBusiness ha logrado imponer sus criterios por encima del grupo de Francisco Tornel, en el día de ayer Francisco Cobacho negó cualquier enfrentamiento, detallando que el notario es socio fundador y accionista de la mercantil KBusiness SL. Al ser cuestionado por la amenaza de dimisión de tres de los integrantes de las áreas de dirección, el consejero explicaba que «tuvieron esa reacción porque se les faltó el respeto y se les lanzaron ataques personales».

No quisieron entrar mucho en el aspecto deportivo. Aunque el equipo lleva ocho jornadas sin ganar y los números son de descenso, José María Almela indicaba que prefiere no pensar en una caída a los últimos puestos de la tabla. Francisco Tornel, por su parte, hablaba de que con una victoria todo cambiaría, insistiendo en que todo es psicológico. «Si hubiésemos bajado los brazos no habríamos fichado a tres jugadores en enero», comentaba el vicepresidente, quien apoyó a la presencia de Javi Motos en el banquillo. Pese a que su gente de confianza filtró el lunes a los medios que apostaban por quitar a Motos del banquillo, cuestionando aspectos tácticos realizados por el joven técnico durante el partido de Talavera, en el día de ayer el vicepresidente decía que «hay que confiar en su trabajo».

También hicieron un llamamiento a los abonados para que acudan al campo. «Para conseguir patrocinadores no es igual que en la grada haya 5.000 personas que 11.000».

Por último, al igual que llevan diciendo desde noviembre, defendieron que van a tomar medidas legales contra Raúl Moro, Víctor Gálvez y Mauricio García. Sobre el mexicano, Tornel volvió a negar la posibilidad de llegar a un acuerdo. «No podemos negociar con Mauricio porque no sabemos si las acciones son de él o de Moro. No tiene sentido», añadiendo que De la Vega «está perjudicando al club».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes