13 de marzo de 2019
13.03.2019
Baloncesto. Champions League

El UCAM se juega su oasis

El equipo murciano, que solo ha pedido esta temporada tres de sus diecisiete partidos de la Champions, necesita ganar hoy por al menos 9 puntos para cruzarse en cuartos de final con el Nizhny Novgorod ruso

12.03.2019 | 22:58
El UCAM se juega su oasis

El UCAM Murcia ha encontrado esta temporada en la Champions League un oasis. Desde que comenzó la competición en el mes de septiembre con la ronda previa frente al Charleroi, el equipo que hoy dirige Sito Alonso acumula un 82% de victorias. Y pese a que solo ha perdido tres partidos de diecisiete disputados, hoy se juega su futuro en la misma competición donde se dio a conocer la temporada pasada en el baloncesto internacional con una brillante tercera plaza. Esta noche (20.30 horas, Popular Televisión) no solo tiene que ganar al Telenet Giants Antwerp, sino que debe hacerlo por al menos 9 puntos de renta (perdió en la ida por 75-67) para alcanzar los cuartos de final, donde le esperaría un enfrentamiento contra el Nizhny Novgorod ruso -eliminó ayer noche al Venezia italiano pese a perder (84-66)-, al que ya superó en los dos encuentros que disputó en la fase de grupos. Por su parte, el Nanterre francés, pese a perder en la vuelta (62-60), eliminó al Besiktas turco de Dusko Ivanovic.

El UCAM comprobó en Amberes el potencial del equipo belga, que arropado por su incondicional afición, llegó a tener una renta de 17 puntos. Los hombres de Sito Alonso llegaron a igualar el choque a un minuto del final, pero un parcial de 8-0 de los locales, que este pasado fin de semana se proclamaron campeones de la Copa de Bélgica y que son segundos en su torneo liguero con el mismo balance que el Ostende, puso un poco más cuesta arriba la eliminatoria.

El club, desde que acabó el choque de ida, ha apelado al factor cancha para darle la vuelta a la eliminatoria. El curso pasado ya vivió una situación idéntica, aunque en esa ocasión jugó el encuentro de vuelta en Tenerife, donde eliminó al campeón de la primera edición del torneo. Para promover la presencia de aficionados en el Palacio, ha recurrido al calor de sus incondicionales peñas y fijado una entrada única de 10 euros en cualquier zona -5 para los menores-.

El entrenador, Sito Alonso, tendrá que despejar antes del choque una gran incógnita: dos descartes. En la ida dejó fuera a Brad Oleson y Luka Mitrovic. El escolta se encuentra en un mal momento de forma. De hecho, después de brillar a nivel individual a finales de diciembre y enero, ha caído en un alarmante bache de juego. Pero su experiencia en este tipo de partidos puede ser vital. El preparador madrileño, en cualquier caso, tiene que inscribir a cinco nacionales -Alberto Martín, Edu Durán, Álex Urtasun, Emanuel Cate y Dino Radoncic son los únicos que cumplen ese requisito-, por lo que teniendo en cuenta que Askia Booker, Charlon Kloof, Ovie Soko, Kevin Tumba, Sadiel Rojas y Milton Doyle son fijos salvo lesión, el abanico de posibilidades se reduce al trío que forman Oleson, Mitrovic y Rudez.

Los belgas, pese a tener una plantilla muy joven, atesoran gran calidad. El base Paris Lee, quien en la ida anotó 21 puntos, está llamado a dar el salto a ligas de mayor potencial la próxima temporada, idéntica situación en la que se encuentra Ismael Bako, compañero de Kevin Tumba en la selección belga, un 2,08 de 23 años de edad que está ofreciendo este curso su mejor versión, con una media de 7 rebotes por partido. El estadounidense Jae'Sean Tate, que debuta esta campaña en Europa, será otro de los hombres a frenar por los murcianistas, que deberán ejercer desde el inicio una fuerte presión defensiva, aunque como ya demostró en el partido de ida, el UCAM sufrirá para poder seguir avanzando en ese particular oasis donde ha encontrado esta temporada alivio a sus numerosas penas ligueras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes