10 de marzo de 2019
10.03.2019
La Opinión de Murcia
Segunda División B

Una tarde para no defraudar

El Cartagena intentará continuar con la racha partidos sin perder ante un Sevilla Atlético que ha escapado de los puestos de abajo

09.03.2019 | 22:02
Una tarde para no defraudar

La victoria en Melilla confirmó la supremacía en el grupo del equipo albinegro, que llega con la única duda de Óscar Ramírez.

Un Cartagena totalmente lanzado tras conseguir la primera victoria en sus más de dos décadas de historia en el estadio Álvarez Claro de Melilla se enfrenta esta tarde (17.00 horas, La 7) al Sevilla Atlético. A once jornadas para el final del campeonato, el conjunto albinegro no quiere levantar el pie del acelerador y mantener a raya a sus perseguidores: el UCAM, el Recreativo y el Melilla. Precisamente este último equipo visita esta mañana al conjunto universitario en La Condomina, lo que, desde la perspectiva albinegra, supone una oportunidad de oro para eliminar definitivamente al Melilla en la lucha por el liderato, o para ampliar la ventaja a 8 puntos respecto al UCAM si salta la sorpresa.

En el cuadro que dirige el uruguayo Gustavo Munúa mantienen el mismo punto de vista para cada partido: el técnico no quiere que la motivación ni la concentración bajen ni un ápice en este tipo de partidos, ante rivales de la zona baja de la clasificación. El único tropiezo en las últimas semanas llegó en casa del penúltimo clasificado, el Almería B, pero en un partido muy condicionado por la expulsión de Vitolo. Ante el Atlético Malagueño sufrieron más de lo esperado, pero también sacaron el partido adelante, en ese tipo de encuentros que a la larga son fundamentales para acabar en lo más alto.

Llega el Cartagena con dos bajas seguras. En primer lugar, la de Josua Mejías, que apenas pudo jugar antes de lesionarse tras su regreso a la ciudad portuaria en el mercado invernal. El cuerpo técnico espera contar con él antes de que acabe el mes de marzo. Tampoco jugará el brasileño Igor Paim, y previsiblemente tampoco entrará en la convocatoria Óscar Ramírez. Pedro Orfila, titular la semana pasada en Melilla, es el principal candidato a ocupar el lateral diestro.

El caso del exjugador murcianista es el ejemplo de la política de rotaciones de Munúa: una semana un jugador no entra en la convocatoria, como le ha sucedido varias veces, y a la siguiente encuentro forma parte del once titular. En cualquier caso, se esperaba un rendimiento más regular de Orfila cuando firmó por el Cartagena. Con Josua Mejías de baja, el resto de la defensa la formarán Moisés, Sergio Ayala y Jesús Álvaro, aunque Antonio López y Luis Mata también han entrado de vez en cuando en las alineaciones.

En el ataque, la parroquia albinegra vive los partidos muy tranquila mientras Elady siga en ese estado de gracia. El de La Puerta de Segura se ha acostumbrado a ser una garantía de cara a puerta, incluso en aquellas actuaciones más irregulares del equipo. Es el máximo goleador del equipo y del grupo IV, a pesar de un inicio de temporada no tan convincente.

Enfrente estará un Sevilla Atlético que no está luchando por los objetivos que esperaban al iniciarse el curso. Un equipo acostumbrado a pelear por play-off está viviendo un año difícil tras descender de Segunda División. Los jugadores que más destacaron en su plantel en La Liga 1-2-3 se han marchado a otros equipos de la división de plata. Tras muchas jornadas en puestos de descenso, el cuadro dirigido por Lucio Martín lleva tres partidos sin perder y ha ascendido hasta el decimotercer puesto de la clasificación.

El filial sevillista llega a Cartagena tocado debido a las bajas y a la convocatoria para el primer equipo de su estrella, el joven de 17 años de edad Bryan Gil, y el guardameta Lucho. Además, Chris Ramos, máximo goleador, está lesionado. También son baja Curro, Juanpe, Miguel Martín Manu Sánchez y Casas. Por tanto, el técnico, Lucio Martín, ha tenido que recurrir al filial para completar la convocatoria de un equipo con mucha calidad y juventud en sus filas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook