01 de marzo de 2019
01.03.2019
La Opinión de Murcia
Real Murcia

La hucha se vacía en un santiamén

El Murcia, tras recibir los últimos 200.000 euros de la ampliación, abona diciembre a los jugadores, desembolsa el último pago a exfutbolistas y hoy ingresará a las bases los meses de enero y febrero

28.02.2019 | 21:18
La hucha se vacía en un santiamén

Ahora el reto de los nuevos gestores es conseguir liquidez para llegar 'vivos' hasta junio

En las oficinas de Nueva Condomina esperaban como agua de mayo los últimos 200.000 euros que faltaban por llegar procedentes de la ampliación de capital y el consejo de administración grana, según indicaron ayer fuentes del club, ha invertido esta cantidad en abonar el mes de diciembre a los futbolistas, en desembolsar el último plazo de pagos a exjugadores y, según las mismas fuentes, el club se ha comprometido a que lo largo del día de hoy, los jugadores y entrenadores de las bases van a recibir sus salarios del mes de enero y de febrero. El problema es que de los 1,3 millones de euros que se han ingresado a lo largo de la ampliación de capital ha servido para llegar, más o menos, hasta aquí, ya que la liquidez después de cumplir con estas obligaciones han dejado la hucha 'temblando'.

De hecho, la gran preocupación del nuevo consejo de administración que preside José María Almela con Francisco Tornel como máximo accionista es que los propios directivos asumen que la liquidez prácticamente se ha vuelto a agotar y que ahora el verdadero reto será conseguir dinero para cuadrar un presupuesto que permita al club llegar 'vivo' hasta el final de temporada, y con las máximas obligaciones cumplidas. Tal y como han explicado más de una vez los actuales dirigentes, el Murcia necesita una cantidad que ronda los 800.000 euros para llegar con todas las obligaciones cumplidas al 30 de junio.

El despido de Manolo Herrero como entrenador y la torpeza de filtrar el nombre de Ángel Viadero como su sustituto a pesar de que las negociaciones con el cántabro se rompieron, provocaron que de manera urgente el Murcia haya tenido que llamar al entrenador del filial, Javi Motos, para que dirija los entrenamientos esta semana y sea el técnico interino mientras se le busca un sustituto a un Viadero que se descolgó exigiendo unas seguridades económicas que el Murcia no puede ofrecer en estos momentos. Motos también dirigirá al equipo en el encuentro del Marbella que se celebra el domingo por la mañana y en el que los granas podrían empezar a complicarse la vida en la clasificación con todo lo que no sea una victoria.

Tras el despido del entrenador, el regreso de los buenos resultados se antoja fundamental para una afición que anda nerviosa y que, tras señalar a Herrero en la última jornada, no tardará antes o después en mirar al palco, por ejemplo, para exigir a los dirigentes que denuncien donde están los 800.000 euros que se recaudaron en la campaña de abonados con Víctor Gálvez como presidente y que, en este momento, servirían para asegurar un final de temporada más o menos tranquilo.

Tras una ampliación de capital que ofreció un buen resultado, ahora las cantidades tan elevadas es difícil que aparezcan por los cheques de Nueva Condomina, además de tener otro factor muy en cuenta. Si el equipo termina tirando a la basura sus opciones de llegar al play off de ascenso, habría que descontar el dinero de unas taquillas que en ese tipo de partidos suelen ser bastante sustanciosas. De hecho, el presidente Almela ya dejó entrever hace una semana, soltando un globo sonda, que se está barajando la opción de utilizar otro partido de la segunda vuelta como día del club, es decir, que los socios tendrían que pasar por taquilla, cuando esta medida ya fue muy criticada en el derbi ante el Cartagena. Ayer mismo sin ir más lejos, el propio Almela en una entrevista en Onda Regional, decía ya de manera clara que «la gente tiene que entender que si ponemos como día del club el partido ante el UCAM es para que entre todos podamos ayudar». Es decir, que salvo cambio brusco, los socios ante el UCAM tienen muchas posibilidades de tener que pasar por taquilla.

Más interrogantes que van a seguir en el aire son, por ejemplo, qué pasa con los sueldos de las bases que van desde septiembre a diciembre, qué va a pensar el consejo cuando hoy mismo la primera plantilla vuelva a tener dos meses pendientes -enero y febrero- y si alguien va a ser capaz de enderezar el rumbo deportivo de una entidad que, en estos momentos, se puede decir que lucha por alejarse del descenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes