23 de febrero de 2019
23.02.2019
Real Murcia

Manolo Herrero da un golpe sobre la mesa

El entrenador del Real Murcia se defiende después de superar una de las semanas más difíciles desde su llegada a la Nueva Condomina tras debatir el Consejo su continuidad

22.02.2019 | 23:20
Manolo Herrero da un golpe sobre la mesa

"Estamos pagando los errores de otras personas", asegura

Manolo Herrero ha superado una de las semanas más difíciles desde su llegada a la Nueva Condomina. El entrenador del Real Murcia estuvo en la cuerda floja el pasado lunes, cuando el consejo de administración debatió su continuidad, y ayer sacó las 'garras' para defenderse después de todos los obstáculos con los que ha tenido que lidiar en estos meses, tanto deportivos como institucionales. El técnico andaluz rompió su tono habitual en la previa del choque ante el San Fernando (mañana a las 17.00 horas, La 7TV), abandonó por un momento su discurso y se sinceró ante los micrófonos. «Estamos pagando los errores de otras personas», aseguró después de respaldar el trabajo de su plantilla.

«Soy el entrenador de veinte jugadores, no de las 9.000 personas que van al campo. No sé si la gente está acostumbrada a que en su trabajo le amenacen los jefes o a hablar de esa forma. Soy el entrenador de 20 jugadores y lo que tenga que decirles se lo digo en el vestuario, no voy a hacer lo que diga el de la grada. He sido futbolista y trato a los jugadores como yo quería que me tratasen, porque tengo un objetivo, que es ayudar a sacar lo mejor de ellos, que se sientan cómodos porque es lo que hace que un equipo gane», dijo Manolo Herrero y añadió que «hablan de la intensidad, de que si hay que transmitir... lo que les tenga que decir se lo digo a ellos en el vestuario, que es donde se dicen las cosas. No soy el entrenador de todo el mundo, soy entrenador del Real Murcia y con los jugadores tengo que ir siempre a muerte».

El 'jefe' del banquillo murcianista, que no podrá contar mañana con los delanteros Rafa Chumbi y Víctor Curto por problemas físicos, ha contando con el apoyo del grueso de la plantilla en estos momentos complicados, en los que la zona de play off se ha alejado, y es consciente de que el plantel sabe de las dificultades a las que se están enfrentando. «Ese apoyo solo me dan más ganas para seguir trabajando. Lo mejor que le puede pasar a un entrenador es que las personas del día a día sientan que están con él, igual que yo estoy con ellos. La plantilla no es tonta y se dan cuentas de las carencias como yo, porque han tenido que jugar infiltrados al no haber compañeros para que le sustituyan, porque se han ido ocho y solo han venido tres, porque teníamos cuatro extremos y ahora solo dos... Hablamos todo eso. Hay veces que entrenamos con ocho chavales del filial, y a mí me encanta entrenar con jóvenes, pero esto es un club competitivo con un nivel de exigencia alto y solo vale ganar. Luego todo que se dice de quedar undécimo está muy bien, pero cuando llega el momento de la verdad, y no se gana, se busca un culpable», explicó el entrenador del Murcia.

Respecto a cómo está viviendo esta situación, al ser cuestionado después de todos los cambios que se han llevado a cabo, el técnico andaluz reconoció que es «difícil de digerir» aunque es consciente de que es una de las cosas que pueden ocurrir en su cargo. «Es difícil, porque al final en el fútbol lo que vale es meter goles y ganar partidos. Cuando no es así, se busca un culpable. En este caso el entrenador. Soy consciente de que estoy haciendo cosas mal y que me estaré equivocando, pero creo que esta situación no depende solo de mis decisiones. Desde que empezamos este proyecto se han tomado decisiones que han hecho daño al equipo, lo que pasa que cuando llega el partido y hay frustración cuando no se gana, a alguien le tiene que tocar, y es al entrenador», aseveró Herrero y en esta misma línea añadió que «tenemos que convivir con ello, pero si analizas las cosas fríamente desde el inicio, todo lo que hemos vivido y después con el mercado de fichajes, te das cuenta de que yo solo no soy el culpable de todo. Tendré mi parte de culpa, pero creo que no hay que ser muy listos para darnos cuenta de que se han tomado decisiones en el aspecto deportivo que nos han hecho daño. Aunque soy el primero que apoya que lo primero sea la viabilidad económica que se dijo para que el equipo salga lo mejor parado este año en ese sentido y pueda seguir compitiendo».

Además, tambié hizo un balance de lo sucedido en estos meses. «No creo que se esté siendo injusto conmigo, pasa con los entrenadores en general. Somos los que tenemos que pagar nuestros errores y los de otras personas. Errores de personas que a principio de año hicieron un proyecto que era una mentira, y lo estamos pagando todos ahora», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes