11 de febrero de 2019
11.02.2019
UCAM Murcia. Baloncesto
Breogán7773UCAM Murcia

Estado de alarma en el UCAM Murcia

El conjunto universitario desperdicia su oportunidad de salir de puestos de descenso al caer en Lugo frente al Cafés Candelas Breogán

10.02.2019 | 23:15

Los de Sito Alonso se ven superados en el rebote y solo resisten con los chispazos de Booker en el tramo final del encuentro.

El gobierno puede declarar un estado de alarma en todo el territorio o en una parte del país. Normalmente se produce debido a catástrofes naturales, crisis sanitarias o paralización de los servicios públicos. Ninguno de los tres ejemplos se corresponde a la situación por la que actualmente atraviesa el UCAM Murcia CB, pero sí comparte, como en los anteriores casos, una alteración grave de la normalidad. Porque el equipo murciano no enlazaba nueve derrotas consecutivas en la liga ACB desde la temporada 2009-2010, y ayer igualó esa marca tras caer en Lugo frente al Cafés Candelas Breogán (77-73). Los universitarios tenían en su mano la ocasión de encarar el parón por la Copa y las Ventanas FIBA fuera de los puestos de descenso, pero la realidad es que llegan a la pausa del calendario en una situación más que complicada aunque con la zona de salvación a un triunfo de diferencia.

El UCAM tendrá que apelar a la heroica, firmar unos números en el tramo decisivo similares a los de un equipo de la parte alta y pelear contra un calendario a priori complicado, al recibir a la mayoría de los rivales más potentes de la Liga Endesa en el Palacio. Pero para poder hacer todo eso primero deberá resolver los problemas que le han llevado a esta situación. Al igual que los estados de alarma, Sito Alonso contará con quince días para trabajar con una plantilla que ayer volvió a dejar en evidencia sus carencias y no consiguió desplegar todas sus virtudes. Porque el Breogán controló el rebote, frenó a su rival a campo abierto y no dudó en atacar con el pívot Gerun una pintura en la que Kevin Tumba y Emanuel Cate se vieron sobrepasados. Con todo eso, los de Sito Alonso desaprovecharon varias oportunidades para intentar llevar el partido a su terreno, pero cuando no eran los fallos desde el tiro libre, era por las pérdidas o las faltas en ataque.

Eso dio alas al Breogán durante todo el encuentro, especialmente en un último cuarto, donde los universitarios tan solo encontraron el talento de Booker y Doyle como vía de escape al tramado defensivo del Breogán. Ante los problemas para generar juego por dentro -con Tumba y Cate firmando solo cinco puntos-, el UCAM acabó tirando más desde el perímetro (32) que de dos (30), hasta que Salva Arco rompió el partido a falta de unos dos minutos con cinco puntos consecutivos.

Sito Alonso apostó por Kloof (para intentar frenar a Cvetkovic) y Cate en el quinteto junto a Doyle, Soko y Rojas. El escolta norteamericano tuvo protagonismo en los primeros compases con varios lanzamientos que no encontraron aro, sin embargo, gracias a la defensa y al contragolpe, Sadiel Rojas anotó un triple para adelantar a los visitantes (2-7). El conjunto murciano no encontró la fluidez con el balón desde el principio, y eso permitió al Breogán igualar el partido con los triples de Millsap y Cvetkovic (9-9). Con las rotaciones, el UCAM mantuvo sus problemas, hasta que el primer tiempo muerto despertó a los universitarios con seis puntos consecutivos gracias de Rudez y Radoncic, que se sumó a un triple de Oleson (11-18). Natxo Lezkano, entrenador local, se vio obligado a parar de nuevo el choque para encontrar la reacción por mediación de Gerun, aunque Oleson respondió de nuevo de tres pese al triple sobre la bocina de Brown (16-21).

La salida del segundo cuarto se complicó más cuando el UCAM enlazó varios minutos sin anotar, y la mejor noticia fue el marcador con el que se llegó al descanso. El equipo murciano arrancó con buen pie con una canasta de Booker y un triple de Rudez (19-26). Aunque, a partir de ahí, otra desconexión en la parcela ofensiva permitió al Breogán engancharse al partido con un parcial de 14-2, a su vez que dominaba el rebote ofensivo. Gerun hizo mucho daño en la pintura a la defensa universitaria y el UCAM entró en bonus a dos minutos del descanso (33-28). Cuando el equipo gallego contó con su máxima diferencia (+5), un arreón visitante, con Soko y un triple de Rojas, sirvió para darle la vuelta al marcador (33-34), hasta que otro triple de Alec Brown sobre la bocina cerró la primera parte (36-34).

El UCAM volvió a pagar caro otra mala salida tras el paso por vesturios, hasta que dos triples consecutivos de Booker y Doyle, igualaron de nuevo el resultado (42-42). Los de Sito Alonso, aunque estuvieran cerca en el marcador, no paraban de remar a contracorriente al ser incapaces de controlar el rebote y los fallos desde el tiro libre le volvieron a alejar (50-45). No obstante, cuando peor pintaban las cosas, dos tiros libres de Soko y dos triples que se sacó de la manga Booker, cerraron el tercer cuarto (54-55).

Gerun siguió siendo un martillo por dentro para el UCAM y el equipo murciano tan solo pudo plantar cara en los minutos finales gracias al talento de sus dos americanos (60-57). Solo as canastas de Booker y Doyle, en acciones individuales a canasta, mantuvieron con vida a los de Sito Alonso en un final apretado que se acabó llegando el Breogán (66-66). Ni Tumba ni Cate pudieron frenar al interior del equipo gallego, al que se sumó Sulejmanovic, y cuando faltaba un minuto y medio para el final apareció Salva Arco. El UCAM lo intentó hasta el final, pero ya era demasiado tarde para intentar asaltar el Pazo (77-73).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes