10 de febrero de 2019
10.02.2019
Fútbol sala. Primera División
Ribera Navarra33ElPozo

ElPozo logra un empate de milagro en un partido gris

Los de Diego Giustozzi suman un punto ante el Ribera Navarra (3-3) con un tanto de Fernando en el último minuto

10.02.2019 | 15:37
ElPozo logra un empate de milagro en un partido gris

ElPozo Murcia no pasó del empate ante el Ribera Navarra (3-3) en un duelo en el que siempre fue a remolque y en el que se vuelve a Murcia con un punto gracias a un tanto de Fernando a cuarenta y tres segundos del final.

En un primer tiempo donde se verían tres goles, el conjunto de la capital del Segura se mostró algo blando en defensa, otorgando numerosas ocasiones de peligro a un rival que demostró mucho oficio e ímpetu en ataque, en un partido que finalizaría con una mínima ventaja para el cuadro de Pato por dos razones: el buen hacer de un Fede que se puso hace tres partidos bajo palos y no ha salido del quinteto titular y la falta de efectividad de cara al gol. Los de Giustozzi hacen todo bien en tareas ofensivas pero les cuesta horrores perforar la meta contraria. Las jugadas de estrategia serían claves pues los tres tantos llegaron de esa forma. Ribera se puso por delante tras sacudirse la alta presión inicial impuesta por ElPozo y logró el gol en un saque de esquina en el que Sergio González enganchó una volea en la frontal para poner por delante a los suyos. Respondió ElPozo gracias a la pillería de Xuxa, que sacó de banda hacia la meta contraria, el balón tocó en el palo y rebotó en Gus, meta local, para introducirse en la portería. El tercer tanto del primer tiempo llegó de otro saque de esquina navarro. Sepe mandó el balón al área donde el muriano David García se adelantó a Fer Drasler y remató con algo de dificultad pero mucha intención y volvió a poner a los de Pato por delante en el marcador. A partir de ahí, el encuentro se estiraba y las ocasiones se sucedían, siendo las más claras para el Ribera, pero ninguna escuadra volvería a encontrar la inspiración en ataque y los jugadores tomaron el camino a vestuarios dejando para la segunda parte la resolución de un duelo de una intensidad sobresaliente.

En el segundo acto, Álex consiguió el tanto del empate a los tres minutos. Era toda una declaración de intenciones. Los de Giustozzi no iban a conceder más ocasiones cómodas y saltaban a la pista con la meta contraria en la cabeza. El Ribera, no obstante, supo recomponerse para acometer varios ataques que cerca estuvieron de terminar en gol. El duelo volvía a igualarse y ambos equipos entraron en una fase en la que dejaron de proponer para intentar coger al contrario a pie cambiado y conseguir ponerse al mando del choque en una contra. Y así fue como llegó el gol del Ribera a falta de ocho minutos para la conclusión, cuando Lemine finalizó un contragolpe iniciado por el meta local para poner al conjunto tudelano al frente del partido. A los de Giustozzi se les veía incómodos sobre la pista y no parecía que, en base al juego que mostraban, llegase el empate. Todo apuntaba a que, de igualar la contienda, sería por una apuesta de corazón, no de cabeza.

A dos minutos para el final, Álex se puso la elástica de portero jugador. Tras dos jugadas que quedaron en nada, hubo un tiempo muerto para establecer el ataque final y llegó el gol de Fernando a cuarenta y tres segundos de la conclusión para cosechar un empate milagroso que, sin embargo, deja en poco o nada la victoria conseguida hace una semana ante el Inter.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes