08 de febrero de 2019
08.02.2019
UCAM CB

Las cuentas de la discordia

Mientras que el UCAM Murcia intenta quitar dramatismo al partido del domingo ante el Breogán, el técnico del conjunto lucense, pese a que su equipo cuenta con una victoria más en liga, califica de "final" el duelo

07.02.2019 | 22:54
Natxo Lezcano, técnico del Breogán, en el partido de ida.

El UCAM Murcia no juega un partido más el próximo domingo (17.00 horas) en la pista del Breogán de Lugo. Visita a un rival al que ganó en el Palacio de los Deportes y que cuenta con una victoria más (6). Por tanto, un triunfo sería ganar una de las batallas que quedan por librar hasta el final de la temporada en la carrera por lograr la permanencia, aunque, por supuesto, no será la última. Consciente de ello, desde el club gallego, para concienciar a su afición de la necesidad de arropar a sus jugadores, se ha calificado como «final» el duelo que empezará a las cinco de la tarde. Desde el UCAM el discurso ha sido diferente, tratando de restar dramatismo a una posible derrota.

«El partido de Lugo no es una final, en absoluto pienso que lo sea, y sabemos que tenemos que ganar partidos comenzando por el siguiente, pero debemos centrarnos en ser cada vez mejores y en competir. Tenemos que formar un equipo duro y competitivo de verdad en cualquier circunstancia», afirmó el pasado martes, tras el choque ante el Banvit, Sito Alonso, entrenador del UCAM. Sin embargo, el inquilino del banquillo del equipo local, Natxo Lezcano, era ayer contundente: «Perder significaría un varapalo importante aunque queda mucha liga y ganar, todo lo contrario, acabar una mala racha y derrotar a un rival directo, coger un poco de aire. Lo consideramos una final», expresaba. Se trata, sin duda, de lecturas diferentes las que hacen uno y otro entrenador para este partido de la vigésima jornada.

Tanto el UCAM como el Breogán llegan a esta final en crisis. Los universitarios, que han tenido que cambiar de entrenador, acumulan ocho jornadas sin conocer la victoria. Junto al Delteco, es el único conjunto de la ACB que no conoce el triunfo en 2019. Sus 5 victorias y 14 derrotas han provocado que caiga en puestos de descenso. Su rival, por su parte, ha pasado de encadenar cuatro victorias consecutivas a otras tantas derrotas.

«El UCAM viene de jugar un partido a muy buen nivel, con la confianza de haber cambiado de entrenador y puede haber cambios tácticos que desconozcamos. Defiende muy bien y no hay muchos equipos en la liga que puedan ponerse a su nivel físico», explicó el técnico vasco, quien advirtió que su equipo está «preparado para un partido duro en que no va a ser fácil anotar» y añadió que «en la lucha por el rebote» el Breogán tiene que «poner mucha cabeza y empeño».

El preparador del Breogán espera que el estadounidense con pasado en la NBA Elijah Millsap, alero de 31 años de edad que llegó a mediados de diciembre a la plantilla lucense para sustituir a Tarence Kinsey, esté disponible después de haber tenido que parar esta semana y también confía en que Cvetkovic, que no pudo participar en el partido con el Tecnyconta Zaragoza (83-69), también esté en condiciones de medirse al UCAM.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes