01 de febrero de 2019
01.02.2019
Real Murcia

El Murcia prolonga la revolución austera

El conjunto murciano cierra el mercado invernal con el único sobresalto por la inesperada salida de Julio Delgado al Castellón y la llegada del centrocampista Miguel Díaz

31.01.2019 | 23:59
El centrocampista Miguel Díaz, a la izquierda, único fichaje del Murcia ayer.

El lateral Nahuel y el portero Tanis se quedan, y a partir de ahora solo podrá incorporar a jugadores en paro.

Parecía que iba a ser una noche intensa, pero los despachos de la Nueva Condomina se convirtieron en un mar en calma. La austeridad marcada por la PARMU desde que cogió los mandos del Real Murcia con el fin de no gastar más de lo necesario, ha marcado todo el mercado invernal para el conjunto grana. Tanto que se han vivido situaciones difíciles de comprender con jugadores haciendo y deshaciendo las maletas o alguna que otra salida inesperada. Como fue la del extremo Julio Delgado, quien por la tarde hizo saltar todas las alarmas al confirmarse la rescisión de su contrato.

El jugador gallego, que había sido titular en el último mes y medio tras las salidas de jugadores como Héber Pena, Dani Aquino o Jesús Alfaro, firmó por el Castellón minutos después de que saltase la noticia, lo que hizo temer a todos los aficionados una revolución mayor por Pedro Cordero, el director deportivo, a escasas horas del cierre del mercado. Sin embargo, todo se quedó ahí y tan solo la cesión del centrocampista Miguel Díaz, quien llega desde Osasuna, fue la única incorporación que realizó el Real Murcia en el último día de plazo.

Aunque por la mañana se presentó tanto al lateral derecho Diego Parras -cedido por Las Palmas- como al atacante Jeisson Martínez -quien llega desde el Rayo Majadahonda-, los dos fichajes que se produjeron una vez que el Real Murcia desbloquease los derechos federativos al resolver varias deudas que arrastraba con exjugadores. Así pues, el conjunto grana solo podrá incorporar a partir de ahora a futbolistas que se encuentren en paro al contar con cuatro fichas libres como ocurrió la pasada campaña con los casos de Pallardó o el francés Ongenda.

No obstante, cierto es que varios de los futbolistas que se han quedado en la entidad, también han tenido que dar su brazo a torcer al rebajarse el sueldo, como son los casos de Armando, Víctor Curto, Rafa Chumbi o David Forniés. Y el plantel que dirigirá Manolo Herrero de aquí al final de temporada asusta un poco menos que al principio de curso. El técnico andaluz seguirá contando con los mismos problemas en defensa, al tener tan solo a dos centrales naturales (Charlie Dean y Hugo Álvarez), más la posibilidad de ocupar Armando esa posición, por lo que deberá tirar del filial para completar las convocatorias cuando hayan bajas.

En el centro del campo la única novedad serár la de Miguel Díaz, que ha recalado en la Nueva Condomina después de que el pasado verano ya se vinculase su nombre con el club murciano, y el muleño Josema tomará todavía más protagonismo al contemplar las salidas de todos sus rivales para esa posición.

En el ataque, el peruano Jeisson Martínez aportará aire fresco, aunque Herrero también le podría utilizar cayendo a banda, por lo que Rafa Chumbi, Víctor Curto y Manel seguirán peleando por un puesto. De hecho, el último de ellos parecía tener pie y medio fuera del Real Murcia a veinticuatro horas para el cierre del mercado. Pero finalmente varios condicionantes frenaron los frentes abiertos. Un caso parecido a los del portero Tanis y el lateral Nahuel.Ambos tenían la maleta prácticamente hecha ayer, pero sus situaciones cambiaron radicalmente en horas. Una carambola llevaría al joven portero al Talavera como cedido, sin embargo, antes debía salir Alejandro Santomé, portero en nómina del Real Murcia al que fichó Deseado Flores la temporada pasada y que se encuentra cedido en el conjunto manchego. Pero el Murcia no llegó a un acuerdo para rescindir su contrato y que Santomé pudiese firmar por el Marbella, por lo que la operación se canceló.

En cuanto a Nahuel fue el mismo presidente del club, José María Almela, el que confirmó por la mañana su marcha al Burgos. Sin embargo, por la tarde el Murcia echó la maquinaria atrás y el lateral, quien es del gusto de Manolo Herrero, seguirá en la capital del Segura hasta final de junio cedido por el Tenerife. Hasta última hora de la noche se esperó a que el conjunto murciano anunciase algún refuerzo más con vistas a pelar por los puestos de play off de ascenso a Segunda. Aunque finalmente no llegó y los granas deberán demostrar sobre el terreno de juego si estos cambios les permitirán pelear por un billete en el sprint final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes