El árbitro de fútbol sala murciano Alejandro Martínez Flores participa desde ayer en la ronda preliminar de clasificación para el Mundial FIFA de fútbol sala, competición que se celebrará el próximo año en Lituania y cuya fase inicial de acceso se celebrará hasta el domingo con la presencia de 32 selecciones encuadradas en ocho grupos.

Este colegiado internacional, de 41 años y uno de los más destacados de la máxima categoría del fútbol sala español durante las últimas campañas, ha sido designado para arbitrar encuentros del grupo F en Bosnia Herzegovina, en el que se integran los combinados nacionales de Turquía, Suiza, Escocia y el anfitrión.

El estreno de Martínez Flores fue ayer por la tarde con el Bosnia-Suiza. Seguidamente intervendrá en el encuentro Suiza-Turquía de hoy miércoles, igualmente a las cinco, y en un tercero todavía por determinar y que se celebrará el viernes 1 de febrero, tal y como informó la Federación de Fútbol de la Región de Murcia. Las dos primeras selecciones clasificadas en cada grupo avanzarán a la ronda principal de esta fase de clasificación mundialista pensando en la gran cita mundial.