Pues ayer ya se pudo escuchar algún que otro grito apostando por el ascenso esta temporada. Seguro que a Munúa, demasiado cauto cuando se le pregunta más allá del siguiente partido, no le sentará nada bien eso de que los aficionados piensen ahora en el ascenso cuando queda toda una segunda vuelta de la competición por disputarse.

Sin embargo, desde que el equipo cartagenerista acabó pifiándola por partida doble la pasada campaña en las eliminatorias frente al Rayo Majadahonda -con un final trágico, recuerden- y ante el Extremadura, pocas eran las voces que coreaban algo referente al ascenso. 'Que sí, joder, que vamos a ascender', se pudo escuchar tímidamente entre un grupo de seguidores albinegros.

Estamos en la jornada vigésimo primera y el Cartagena ha vuelto a lo más alto, tal y como había sucedido en las dos temporadas anteriores. Este equipo está confeccionado para luchar por acabar primero de su grupo y dar el salto de una vez por todas. Desde que descendiera en 2012, el club lo ha intentado de manera infructuosa y sin demasiado aliento. Ahora los aficionados han empezado a convencerse, gracias al buen juego y a los fantásticos resultados, que esta plantilla sí que huele a ascenso.

Nadie discute del gran potencial de un bloque que ha ido de menos a más, hasta convertirse en el mejor, por el momento, del Grupo IV. Y es que sumar 43 puntos de los últimos 51 que se han disputado, son unos números para ser optimista y, sobre todo, para hacerse ilusiones, las que parecía que se habían perdido tras este pasado verano.

Una plantilla completamente renovada, sin el lastre de jugadores que sufrieron un final de campaña de infarto y una enorme calidad en las botas de muchos de ellos hacen que la afición empiece a emocionarse con lo que ocurrirá a partir del mes de mayo.

Lo dicho, mejor que Munúa no haga caso de esas cosas. Con su discurso le ha ido bien al equipo de momento. Insiste además el preparador que a nadie se le ha subido la euforia a la cabeza, que tienen muy bien asentados los pies en el suelo y que nada han conseguido más que ser primeros.

Este Cartagena ha puesto la directa y hay muchos ya que le han tomado la matrícula. En el palco estuvieron viendo el encuentro Pedro Munitis, entrenador del UCAM Murcia, y el director deportivo del equipo universitario, Pedro Reverte. La semana que viene el UCAM rinde visita al campo del bloque extremeño y la siguiente tiene que recibir la visita del FC Cartagena.

Ambos clubes están codo con codo en la lucha por la primera posición. Si la primera vuelta el UCAM Murcia se llevó la victoria en el Cartagonova, está claro que la lucha por la primera posición y el golaverage puede resultar determinante en el caso de que ambos sigan exhibiendo este nivel hasta el final del campeonato.

Queda para eso aún dos jornadas, el Cartagena volverá a jugar en casa un nuevo compromiso. Suma seis victorias de forma consecutiva en el Cartagonova, pero la visita del Recreativo de Huelva no va a ser menor, como la que rindió el Don Benito. El bloque onubense quiere acabar con la racha de un Cartagena que no tiene a nadie que se le suba a las barbas.