Gustavo Munúa, entrenador del FC Cartagena, indicó a la conclusión del encuentro en el que su equipo ganaba en la Línea de la Concepción que el partido fue «muy competitivo. Había puntos importantes en juego. Esto lleva a un nerviosismo extra. En la primera mitad fuimos de más a menos, e hicimos 35 minutos muy bueno. Hicimos sentirse incómodo al Linense. En ese tiempo tuvimos muchas opciones de gol y pudimos sentenciar el partido».

Tras este arranque «estuvimos más erráticos y ellos nos hicieron sentir incómodos, con el empuje del público. Pero no hubo tantas oportunidades de gol, a excepción de una que defiende Joao. Se jugó más en nuestro campo, pero trabajamos bien».

El preparador destacó la relevancia de este encuentro y lo que estaba en juego en el crecimiento de su equipo. «Nos viene muy bien este tipo de partidos tan al límite, por saber interpretarlos, sacarlos y saber sufrir. Sabemos que al Cartagena le ha costado sacar algo en los últimos años en este terreno y además jugábamos ante un oponente con muy pocos goles en contra y muy sólido. Para cómo se nos dio el partido, estoy contento por el trabajo del equipo, por ganar el encuentro y por haber dado un paso al frente».

El equipo ha logrado alcanzar el liderato y eso es algo importante para el entrenador. «Desde que empezó el torneo tenemos un objetivo muy claro y estábamos buscando estas posiciones desde el principio. Sabemos de la linda presión que supone esto y es necesario llegar a estas posiciones cuanto antes. El equipo dio un paso al frente, porque sabía que ganando te ponías líder y los jugadores supieron interpretarlo y estar dentro del campo. Lo sacaron cuando había que sacarlo. Estos partidos también se presentan y hay que jugarlos. Veo al equipo muy enchufado. Tenemos un grupo lindo, con mucha unión, compromiso y hambre por conseguir cosas importantes. Falta mucho, pero dar estos pequeños pasos es bonito».

De la lesión de Moisés dijo que tiene un golpe en la rodilla, pero «en principio parece que no tiene gravedad, aunque hay que esperar a los próximos días a ver qué pasa».

«Dominaron las dos áreas»

El técnico de la Balompédica Linense, Jordi Roger, compareció «contento la actitud del equipo, pero triste por el resultado».

«Perdimos contra la mejor plantilla de nuestro grupo, ya lo dije en la previa», empezó. «Te marchas con la sensación de que merecimos algo más. Desde luego más contento que el día del Villanovense, en el que sacamos un punto. No hay reproche ninguno a mis jugadores, lo intentamos todo. Delante había un equipazo que gana casi siempre. No se le puede pedir nada más», aseguró.

«Llegar al vestuario y que nos podamos mirar todos a la cara quiere decir que hicimos lo que debíamos. Se acaba la primera vuelta con dos derrotas y sólo hemos perdido contra los dos primeros. Los dos encuentros que perdimos fue donde estuvimos mejor con la pelota, pero esto esa es la magia del fútbol», valoró.

«El resumen es fácil. En los primeros minutos el Cartagena nos avasalló, porque salieron mucho mejor que nosotros, y con eso les bastó para ganar. Nosotros no estuvimos bien porque ellos son muy buenos, pero después conseguimos hacernos con el partido. Fuimos dominadores de todas las facetas del juego. El fútbol es de áreas y ellos dominaron en las dos. Nos faltó acierto», sostuvo.

«El gol tan tempranero nos cambió el guion. Sacamos un plan B que nos funcionó después de esos veinte primeros minutos. Me voy muy orgulloso de mis jugadores, lo peleamos hasta el último momento. No pudo ser», comentó.