El Fútbol Club Cartagena afrontará este lunes, a las 12.00 horas ( footters.com), la última prueba de la primera vuelta de la competición liguera y el primer partido de este recién estrenado 2019. Un encuentro de la zona alta de la tabla, o lo que es lo mismo, cuarto contra tercero, por lo que Munúa no quiere distracciones.

Estamos en enero y lo habitual en esta época es hablar de fichajes. Pero este es un capítulo bastante parado en la actualidad albinegra, ya que, tanto los mandatarios del Cartagena como el entrenador, aseguran por activa y por pasiva estar muy contentos con los jugadores que hay en la plantilla. Por eso, Munúa, técnico cartagenerista, evita hablar de una posible 'operación salida'. Según el técnico uruguayo «la motivación está en el proyecto que quiere conseguir el Cartagena. Aquí se van a quedar los jugadores que quieran estar. El grupo que han armado los futbolistas, la unión que hay, no es normal. Sé que todos quieren jugar pero hay veces que toca esperar. Pienso que el objetivo del club puede ser difícil para jugadores jóvenes, pero todos queremos pegar el salto. Estar en un club que, realmente, tiene objetivos claros, es suficiente motivación. Pertenecemos a una entidad con mentalidad de equipo grande», dijo ayer en alusión a los jugadores que juegan menos minutos, como es el caso de Juan Moreno, Igor Paim o Rui Moreira. «Estos jugadores están espectacular y van creciendo. Tienen que estar preparados para cuando tengan su oportunidad y tener paciencia. Es parte del fútbol. Hay que saber soportar estos momentos», afirmaba el preparador uruguayo.

En cuanto al capítulo de fichajes, Munúa aseguraba que «no tenemos que tocar nada, quizás algún jugador por si nos falta un recambio. Eso lo valoraremos, pero la realidad es que el equipo está al completo y, si entra alguien, lo tenemos que ver muy claro».

Y otro asunto que suscita muchas dudas es el caso del canario Cristo Martín, lesionado desde el pasado mes de mayo. «No podemos decir si estará antes de febrero, sería un error. Lo importante es que él se recupere bien. Todavía no está a tope pero evoluciona correctamente. Queremos que el jugador vuelva a disfrutar del fútbol. No podemos meterle prisa. Si apuramos y tiene un problema, sería retardar más la recuperación. Hay que llevarlo con mucho cuidado porque esa ansiedad por querer estar sobre el terreno de juego, puede ir en su contra. Hay que tener mucha calma. Sabemos que es difícil pero lo realmente importante para nosotros es la salud del propio jugador», decía el preparador.

Pero el técnico de Montevideo no se olvidaba del próximo rival, un Linense que solo ha cosechado una derrota esta temporada y que es el equipo que menos ha encajado (nada más que 8 tantos). «Nos enfrentamos a un rival con muy buenos números. Es un equipo muy sólido, muy duro y bastante incómodo. Es un encuentro muy exigente para nosotros», comentaba Munúa antes de afrontar el choque.