El Jimbee Cartagena afronta este lunes, a las 18.00 horas en el Palacio de los Deportes, una prueba de fuego ante el Industrias Santa Coloma. Sobre el papel, ambos equipos llegan en situación muy ajustada en la clasificación. El cuadro de Óscar Redondo es undécimo clasificado, con 19 puntos, y el Jimbee está en duodécima posición, con 18. Pero las dinámicas son muy diferentes. Mientras que los de André Brocanelo han sacado los tres puntos en los últimos tres partidos, una de las mejores rachas del equipo en la máxima categoría del fútbol sala, el cuadro barcelonés ha sufrido cuatro derrotas consecutivas. Pero aún así, el preparador brasileño no se fía de un equipo que en la primera vuelta de la competición remontó un 0-3 a los cartageneros haciendo un parcial de 6-0 en la segunda parte del partido. En aquel encuentro, Pol Pacheco dio un auténtico recital. «El partido de allí fue muy atípico. Los jugadores no supieron responder las expectativas que se esperaba de ellos. Pero el encuentro del lunes va a ser muy diferente. El partido va a ser muy difícil, es un equipo muy correoso y nos van a presionar durante los 40 minutos. Espero que los míos estén al cien por cien», decía el entrenador.

Y es que, si el Jimbee quiere estar entre los ocho mejores de la clasificación, está en la obligación de conseguir los tres puntos. «El objetivo es llegar a los play off. Es una exigencia mía propia e impuesta desde arriba. Creo que desde ahora, la meta es meterse entre los mejores», afirmaba rotundamente Brocanelo.

Esa es una obsesiones del entrenador, pero otra es mejorar los números defensivos del cuadro cartagenero, que continúa siendo el segundo equipo más goleado de la tabla. «Ofensivamente, entre los cinco máximos goleadores de la liga, nosotros tenemos a tres jugadores. Seguimos buscando la clave para una buena defensa. Nos sigue faltando una pieza defensiva, un cierre con características para cubrir a los buenos pívots. La mejor defensa es tener el balón y espero, que este tema, quede solucionado en los próximos partidos», explicaba el exjugador.

En cuanto a las ausencias, de momento, André Brocanelo no ha tenido que calentarse la cabeza, ya que tiene a todos los efectivos disponibles para el próximo partido. Sigue siendo duda la presencia de Franklin, que continúa esperando el pase internacional desde Kuwait para poder ser inscrito en la Liga Nacional de Fútbol Sala, algo que ya parece casi imposible que llegue antes del choque de este próximo lunes en Cartagena.

Tras este encuentro, la próxima prueba del cuadro cartagenerista será contra el UMA Antequera, el sábado 12 de enero a las seis de la tarde también en casa.