28 de diciembre de 2018
28.12.2018
La Opinión de Murcia
UCAM

Rudez, la excepción de la regla

El ala pívot croata es el único jugador de la plantilla UCAM Murcia que lidera una clasificación individual en la ACB

27.12.2018 | 22:30
Damjan Rudez, celebrando un triunfo.

Con un 54% de acierto en triples está en cabeza de la tabla de jugadores más efectivos

El UCAM Murcia CB 2018-2019 no destaca por sus individualidades. De hecho, no tiene a ningún jugador entre los quince más valorados de la Liga Endesa, ni tampoco entre los anotadores, reboteadores o asistentes. Es un rara avis dentro de una competición donde muchos conjuntos, sobre todo de la clase media, se basan en la aportación de dos o incluso tres jugadores. Dentro de esa homogeneidad, sin embargo, ha emergido Damjan Rudez, uno de los jugadores más cuestionados en el primer tramo del torneo, que lleva ahora mismo consumidas trece jornadas, aunque para los universitarios son doce. El ala pívot de Zagreb se ha convertido en el jersey amarillo en el porcentaje de triples, una parcela donde también sobresalió en sus dos temporadas en Zaragoza, aunque en el club murciano ha elevado hasta el momento su listón.

Rudez, que ha pasado de jugar una media de 8 minutos en las siete primeras jornadas a 17 en los últimos cinco partidos, promedia un espectacular 54% de acierto en los lanzamientos triples, con 15 anotados de 28 intentados en los 137 minutos que ha disputado en 12 encuentros. De los primeros clasificados de la ACB en esta parcela es quien menos lanza, pero también es, junto con el barcelonista Chris Singleton (50%), el único que no ocupa posiciones exteriores y el que menos tiempo está en pista. Por detrás están el azulgrana el escolta Pau Ribas y el base del Zaragoza Bo McCalebb, también con el 50%, mientras que el quinto es el valencianista Matt Thomas (48,15%).

La transformación de Rudez desde que firmó su mejor partido de la temporada en el triunfo de la novena jornada ante el Obradoiro (15 puntos, 4 de 6 de triples y 7 rebotes), ha coincidido con la etapa de mayor solidez del equipo. También ha crecido notablemente su protagonismo en la Champions League, donde al principio de la temporada fue descartado por el entrenador en varios partidos. Sin embargo, ha roto esa 'costumbre' y ha disputado los tres últimos encuentros, en los que ha promediado 24 minutos en pista. En total, ha jugado 136 minutos (1 menos que en ACB) en 7 partidos, en los que sus porcentajes de triples son peores, con un 40,7% (11 de 27).

En su etapa en Zaragoza también sobresalió por su eficacia desde el triple. En la 2012-2013 alcanzó el 43% (57 de 132), mientras que en la siguiente se superó ligeramente con un 44% (61 de 161). En Murcia, a día de hoy, parece haber superado ese bache de inicio de temporada que incluso hizo pensar en una salida del equipo, aunque desde el club aseguran que siempre han confiado en su capacidad.

Cuando Alejandro Gómez construyó la plantilla el pasado verano, huyó de los jugadores excesivamente veteranos y que no pudieran aguantar el fuerte ritmo físico que impone a los partidos el UCAM. Solo pensó en Brad Oleson, que tenía un año más de contrato, y en Rudez, que había vivido en la 2017-2018 una mala temporada individual, con un efímero paso por el Valencia (10 partidos) y el As Mónaco, con el que llegó a la final de la Champions League.

El equipo echó en falta en el arranque del curso un mayor protagonismo del croata, a quien le ha costado encontrar su rol dentro del plantel, ese cuatro abierto capaz de abrir las defensas con su tiro exterior y que se encontraba huérfano desde que José Ángel Antelo se lesionó por primera vez en la pretemporada de la campaña 2016-2017. En cualquier caso, pese a su notable mejoría ofensiva, sigue sufriendo mucho en defensa, aunque ha logrado disimular sus defectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes