11 de diciembre de 2018
11.12.2018
Fútbol. Segunda B

Quique Pina mueve sus hilos y el cartagenero asume la dirección deportiva del Real Murcia

Aunque Julio Algar era el elegido por una mayoría de los integrantes de la Plataforma, Quique Pina ha convencido a Francisco Tornel para que apueste por el ex del Lorca Deportiva

12.12.2018 | 01:24
Quique Pina mueve sus hilos y el cartagenero asume la dirección deportiva del Real Murcia

La PARMU se agrieta un poco más ante las imposiciones del máximo accionista

Y el ganador es... Pedro Cordero. Después de una semana de deliberaciones y de cambios de parecer, a última hora de la noche del martes, desde el Real Murcia se ha anunciado que el ex del Lorca Deportiva ocupará el despacho de director deportivo del club grana.

El comunicado lanzado este mediodía por el club dice lo siguiente:
"El murciano Pedro Cordero es el nuevo director deportivo del Real Murcia CF. El que fuese jugador del conjunto grana durante dos temporadas, se pone al frente de la dirección deportiva tras su última experiencia en el Lorca Deportiva.

El cartagenero fue futbolista del Real Murcia, Cartagena, Salamanca, Albacete o Ciudad de Murcia entre otros durante la segunda mitad de los ochenta, los noventa e inicios de los dos mil. Como director deportivo cuenta con una amplia experiencia, formando parte de equipos como Torrevieja, Águilas, Tenerife, Córdoba y Lorca Deportiva. Además de formar parte de la secretaría técnica del Granada CF.

En su haber está su participación en los ascensos a Primera División del Córdoba como director deportivo y del Granada como integrante de la secretaría técnica. Además de un ascenso a Segunda División B con el Lorca Deportiva hace dos temporadas.

Queremos agradecer al Elche CF la disposición para que Pedro Cordero forme parte de la entidad grana".

El cartagenero se impuso ayer martes a Julio Algar, y eso que el pasado viernes el madrileño era el ganador de la votación realiazada entre los integrantes de la Plataforma de Apoyo al Real Murcia, que son ahora los que toman todas las decisiones que influyen al club murcianista. Si a finales de la pasada semana, desde el club se decía que Algar sería el director deportivo "casi al 100%", todo dio un giro inesperado en las últimas horas.

La entrada de Quique Pina en escena ha hecho que su discípulo sea finalmente el elegido para encargarse de la planificación deportiva del Real Murcia. Según explican fuentes cercanas al club grana, el intermediario murciano, que desde hace unos meses está intentando arrimarse a los despachos de Nueva Condomina, ha movido todos los hilos para colocar en la entidad murcianista a Cordero y así poder influir en la llegada de futbolistas, tal y como hace en todos los clubes a los que se acerca a través de su gente de confianza.

Pese a que una mayoría de los integrantes de la PARMU había votado a Julio Algar, dándose por hecho que sería el director deportivo, en el día de ayer y tras la intervención de Quique Pina, tanto Francisco Tornel como otros integrantes de la Plataforma cercanos al notario han conseguido dar la vuelta a la votación. Consiguiendo los votos necesarios, el notario murciano ha logrado que se descarte a Julio Algar y se apueste por Pedro Cordero, quien la pasada campaña estuvo al frente del Lorca Deportiva, club al que descendió a Tercera División y en el que se vivieron situaciones problemáticas por los impagos a los jugadores.

El nuevo golpe de mando de Francisco Tornel agrieta un poco más la PARMU, donde las diferencias son cada vez mayores. Si hace unos días se producían distintas dimisiones al no entender las presiones del notario murciano para sacar del consejo de administración a Enrique López y Stefan Settels, en el día de ayer se vivió una nueva crisis en las oficinas de Nueva Condomina. Algunos de los mismos de la Plataforma, contrarios al cambio de parecer a la hora de elegir al director deportivo, ya anunciaron su intención de abandonar el grupo.

La elección del director deportivo aumenta además las dudas que existen en torno a la capacidad de la PARMU para gestionar un club de fútbol. Y es que en apenas una semana, los cambios de parecer han sido constantes. Si tras escuchar a los candidatos desde el club se decía que el favorito era Óscar Sánchez, unas horas después se cambió de parecer para fortalecer la candidatura de Pedro Cordero. Sin embargo, el socio de Quique Pina no acababa de convencer, y es que no ha dejado buen recuerdo por donde ha pasado. El viernes a última hora parecía que la incógnita se resolvía. Desde las oficinas de Nueva Condomina se indicaba que el cargo sería para Julio Algar, ex técnico del Lorca FC y ahora en la secretaría técnica de la Cultural Leonesa. Ante las noticias de que el ganador era el madrileño, Quique Pina entró en acción para conseguir instalar su sombra en Nueva Condomina. El intermediario murciano solo tenía que convencer a Francisco Tornel para que moviera algunos hilos y cambiara algunos votos. El resultado se vio en la noche de ayer martes. Tras varias horas de reunión y mucho debate, el notario murciano, que ostenta el 15% de las acciones del club grana tras la ampliación de capital, y la gente que el apoya daban un vuelco a la votación, eliminando del tablero a Julio Algar y entregando la dirección deportiva a Pedro Cordero. Unas horas antes el otro candidato, Óscar Sánchez, se había autodescartado. El murciano no estaba muy de acuerdo con la forma en la que se está procediendo actualmente en la entidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes