07 de diciembre de 2018
07.12.2018
Baloncesto

La larga espera de Vítor Faverani

El brasileño, que está en la plantilla del Delteco al que visita mañana el UCAM Murcia, no volverá hasta al menos enero al estar recuperándose de una lesión

06.12.2018 | 21:30

El UCAM Murcia regresa a la competición mañana sábado (20.30 horas, Movistar) en San Sebastián ante el Delteco GBC, un equipo que en su nómina tiene a tres exjugadores del club de la capital del Segura, Fede Martín Van Lacke, Blagota Sekulic y Vítor Faverani, aunque este último aún no se ha estrenado esta temporada y aún tendrá que esperar hasta al menos enero para volver a pisar una pista de baloncesto en competición oficial. El pívot brasileño sigue con su calvario con las lesiones de rodilla que la campaña pasada solo le permitieron jugar 46 minutos en 7 partidos entre ACB y Champions con los universitarios. Su último encuentro fue el pasado 29 de abril, cuando jugó 7 minutos frente al Kirolbet Baskonia en el Buesa Arena. Después, aunque estuvo en las convocatorias de Ibon Navarro, no llegó a disfrutar de protagonismo, cerrando su tercera etapa en Murcia con la alegría de vivir la fase final de la Champions, pero 'roto' por unos problemas que llevan ya dos años, desde su paso por el Barcelona, impidiendo demostrar la calidad que le llevó a militar en los Boston Celtics de la NBA.

Pese a ello, Faverani encontró hueco en una plantilla de la ACB el pasado verano. El club donostiarra, donde ya estuvo en 2007 cedido por el Unicaja Málaga, llamó a su puerta con la llegada al banquillo del granadino Sergio Valdeolmillos. Pero el jugador de Porto Alegre, quien mantiene una gran relación con el fisioterapeuta del UCAM Murcia, Rogelio Diz, y el jefe de los servicios médicos, Paco Martínez, entre otros, aún está en proceso de recuperación de la lesión que viene arrastrando desde el curso pasado, en el que no pudo debutar hasta el mes de noviembre, y tras disputar varios encuentros, en diciembre el club emitió un parte médico, el único sobre su estado físico, donde decía que sufría una lesión muscular y edema óseo de la rótula. «Será sometido a tratamiento de infiltración ecoguiada de células madre para mejorar la cicatrización de sus lesiones. Queda pendiente de evolución», decía el comunicado de hace casi un año. Después, Faverani volvió a entrar en la dinámica del equipo y tuvo presencia en dos encuentros de la recta final de la competición nacional, intervenciones en las que demostró no estar totalmente recuperado.

Ahora, en el colista de la ACB, que solo ha sumado dos triunfos, sigue sin ficha, pero trabajando a un buen ritmo. En el Delteco esperan contar con él en enero, pero saben que antes será imposible. Entre tanto, su juego interior se sustenta en un veterano como Sekulic, que juega una media de 25 minutos por encuentro con 36 años de edad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes