18 de noviembre de 2018
18.11.2018
Jimbee36Levante
Fútbol sala

La caída del Jimbee se prolonga

El conjunto cartagenero cae en el Palacio de los Deportes frente al Levante después de realizar los peores veinte minutos en casa de la temporada

17.11.2018 | 23:02
La caída del Jimbee se prolonga

La plantilla de Brocanelo reacciona tras el descanso, pero no es suficiente y se acerca a la zona baja

El Jimbee Cartagena se encuentra en caída libre hacia los puestos de descenso de la LNFS al caer derrotado anoche en el Palacio de los Deportes frente al Levante UD (3-6). Una primera mitad desastrosa, con el conjunto cartagenero muy lento, falto de ideas y con pasividad en defensa, fue lo que aprovechó el Levavante para irse al descanso con un holgado 0-4 que prácticamente dejaba el choque visto para sentencia. En la segunda mitad, el Jimbee trató de arreglar el descosido, pero en los minutos finales, cuando el marcador reflejaba el 3-4, el Levante aprovechó sus oportunidades para conseguir una victoria desahogada.

En los primeros compases, el Jimbee comenzó sufirendo ante el arranque intenso del Levante. El equipo valenciano practicó una presión en toda la cancha, provocando que los de Brocanelo no pudieran tocar bola. Jesús Izquierdo vio la cartulina en el minuto 3 al derribar a un rival cuando ya encaraba la portería y a los pocos segundos Fran Fernández saltó a la pista en lugar de Batería cambiando así la constante del partido. El Levante ya no acosaba tanto y el Jimbee podía contar con posesiones de balón. Un disparo del propio Fernández se topó con el poste y el duelo equilibró sus fuerzas. Los granotas defendían bien e imprimían velocidad a sus contras. Prueba de ello es que a los siete minutos Pedro Toro abrió el marcador cuando el Jimbee solo circulaba en cancha, sin verticalidad. Además, ya acumulaba cuatro faltas, por lo que Brocanelo tuvo que solicitar tiempo muerto. Tras las indicaciones los rojiblancos presionaron en toda pista anulando la creación levantina, pero faltaba velocidad e intensidad para superar a una defensa bien plantada. Las internadas por bandas y los tiros lejanos no eran suficientes, pero los locales insistieron en esto.

A los trece minutos el Jimbee ya estaba en bonus con cinco faltas, y tuvo que defender con palos y cañicas. Tres minutos más tardes una internada de Santos por la derecha provocó el 0-2 y segundos después, Pedro Toro, con un doble penalti, hizo el 0-3. El Jimbee atacaba lento y en defensa demostraba mucha pasividad, los locales estaban fuera del partido y Brocanelo apostó por el juego de cinco. No obstante, el Levante lo estaba teniendo muy fácil con las cinco faltas de su rival y un Jimbee más volcado. Javi Alonso envió alto un segundo doble penalti para los locales, pero más tarde no perdonó y asistió a Gallo para anotar el 0-4 definitivo con el que se llegó al descanso. Un resultado casi mortal con el que el Jimbee Cartagena cerró los peores veinte minutos que se habían presenciado hasta entonces en el Palacio.

Obviamente en la segunda mitad la escuadra cartagenera salió con el cuchillo entre los dientes, dispuesta a morder y asumiendo riesgos en defensa. Pero los ataques de los locales no eran precisos y no mostraban más peligro que las llegadas granotas. De hecho, a los 22 minutos de partido, el portero Marcao se lució despejando dos tiros a bocajarro que hubieran acabado con cualquier esperanza. A pesar de todo, el Jimbee insistió mientras que el Levante controlaba su defensa y dejaba pasar los minutos con su cómoda ventaja en el marcador. El fruto de la insistencia local llegó en el minuto 26 cuando Raúl Cantó aprovechó un rechace del guardamenta visitante para acortar distancias (1-4). El monólogo rojiblanco se escribía en mayúsculas sobre la cancha, ya que se buscaba con premura un segundo tanto para intentar resucitar el partido. Se hizo esperar hasta los 31 minutos cuando Rahali conectó un derechazo desde la banda izquierda para hacer un esperanzador 2-4 que animó el partido.

Además, en un parpadeo, Eka hizo el 3-4 que invitaba a pensar en una remontada como la del día ante el Barcelona Lassa abriendo todas las aspiraciones. No obstante, el Levante volvió a estirarse y el Jibmee insistía. Los visitantes se volvieron a poner el mono de trabajo con el portero-jugador, para disminuir el tiempo de las posesiones del cuadro cartagenero, y a falta de cuatro minutos para el final Brocanelo apostó también por el juego de cinco. Pero la igualada no llegó y el Levante cerró el partido con el tanto del portero Raúl Jiménez, desde su campo, y de Cecilio en el último minuto para hacer el 3-6.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes