05 de octubre de 2018
05.10.2018
La Opinión de Murcia
Fútbol

La plantilla del Real Murcia impone la ley del silencio hasta que se solucionen los pagos

Los futbolistas del primer equipo, que han mantenido varias reuniones con la directiva, no realizarán declaraciones mientras sigan teniendo pendientes de cobro las nóminas del mes de agosto

04.10.2018 | 21:24
Aquino, José Ruiz, Armando y Forniés en un entrenamiento.

Manolo Herrero, el entrenador grana, habla hoy en rueda de prensa

Los jugadores del Real Murcia están preocupados por no haber cobrado todavía la nómina del mes de agosto y la decisión que ha tomado el vestuario ha sido la de imponerse la ley del silencio hasta que se solucione un bache que ha llegado demasiado pronto esta temporada. La medida adoptada por los capitanes y el resto de jugadores se conoció ayer cuando no se celebró la habitual rueda de prensa que ofrece un futbolista de la primera plantilla después de cada jornada de entrenamiento.

Sin embargo, este diario ha conocido por fuentes del propio vestuario que ya se ha producido una reunión con los responsables del club y que, si el dinero no llega a sus cuentas en un plazo de tiempo breve, es más que probable que los jugadores tomen algún tipo de medida más drástica, aunque por ahora lo único que se ha hablado más o menos en firme es la posibilidad de realizar un comunicado explicando cuál es la situación de la plantilla tras conocerse que media docena de jugadores sí han recibido ya una parte de su salario y el resto sigue esperando.

La situación es delicada y ha generado mucha incertidumbre no solo en los jugadores, ya que la afición asiste sin saber qué decir a un episodio que nadie esperaba, que justo después de cerrar la campaña de abonados, el club no tenga la liquidez suficiente como para que los impagos hayan hecho acto de presencia a las primeras de cambio.

A pesar de que los jugadores no van a decir ni una palabra por ahora, el que sí va a dar la cara será hoy Manolo Herrero, el entrenador del conjunto grana y uno de los que tiene que estar más decepcionado en todos los sentidos después de haber firmado un arranque de Liga muy prometedor, no solo por la imagen que está ofreciendo el equipo, también porque los granas marchan terceros en la clasificación y han conseguido que las buenas sensaciones sobre el campo se hayan traducido en buenos resultados, además de ser el único equipo del Grupo IV de Segunda B que todavía no conoce la derrota en seis jornadas disputadas.

Ayer, tras conocerse que los jugadores no iban a hablar, se llegó a poner en duda la comparecencia semanal del preparador murcianista, aunque el club confirmó por la tarde que esta mañana Manolo Herrero atenderá a los medios de comunicación. Aunque la mayoría de cuestiones puedan ir relacionadas con los problemas de liquidez que afectan a los salarios de los jugadores, el auténtico problema que tiene Herrero es que estas cuestione extradeportivos terminen tirando por tierra el trabajo que hay detrás de una plantilla que se ha ganado el derecho con los números en la mano de soñar con una gran temporada.

El partido del domingo por la tarde ante el San Fernando en Nueva Condomina a las seis estará marcado por una situación delicada que el público confía que afecte, lo mínimo posible, al rendimiento deportivo de una plantilla que solo exige lo que firmó en sus contratos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook