20 de septiembre de 2018
20.09.2018
La Opinión de Murcia
Natación

Desafío de superación en el Mar Menor

Kevin Mancojo, un joven de San Javier sin brazos y con una pierna más corta, nadará el sábado cinco mil metros desde La Manga hasta Santiago de la Ribera

19.09.2018 | 21:36
Kevin Mancojo, en una imagen reciente.

Natación. Dice Kevin Mancojo que «la magnitud de los problemas viene dada por el valor que tú quieras darle». Por ello, él ha encontrado en su discapacidad -nació sin brazos y con una pierna más corta- una oportunidad para afrontar retos, como cruzar a nado el Mar Menor, una hazaña que realizará este sábado.

Muchos deportistas han cruzado a nado el Mar Menor. No es un reto fuera de lo común, pero sí para un joven de 25 años, natural de San Javier, sin brazos y con la pierna derecha más corta que la izquierda. Kevin Santos Valero, conocido en las redes sociales como Kevin Mancojo, apelativo que eligió él «para reírme de mí mismo», dice, chico inquieto, para quien su discapacidad no ha sido un obstáculo para emprender numerosos desafíos en su vida, sino un acicate, cubrirá este sábado los cinco mil metros de distancia que hay entre la playa Veneziola, en La Manga del Mar Menor, y Santiago de la Ribera. A las nueve de la mañana, con el apoyo de Protección Civil, se lanzará a la laguna salada con el objetivo de alcanzar la otra orilla sobre la una de la tarde.

Kevin Mancojo nunca se ha preguntado por qué nació sin brazos, «es algo que no me interesa porque esa desventaja la he convertido en una oportunidad. Yo no quiero dar lástima, para nada, y le transmito mucha fuerza a gente que está en mi situación. Incluso hay personas sin ninguna discapacidad que no se atreven a afrontar retos de este tipo y para los que yo quiero ser ese faro, como el que alumbra los barcos», afirma el sanjaviereño.

Hace unos diez años, cuando tenía catorce, empezó a nadar. «Un profesor que tenía en el colegio me animó. Me lo fui tomando en serio poco a poco hasta que me acostumbré a ir todas las tardes a la piscina. Incluso participé en un Campeonato Regional para probar, aunque no pude competir porque no había una categoría específica para mí. Y me enganchó», explica Kevin, quien la temporada pasada también estuvo entrenando a un equipo cadete de voleibol femenino porque «en el club no había técnicos suficientes y yo di el paso adelante pese a que tengo los conocimientos básicos».

Hace un tiempo empezó a gestar la idea de cruzar el Mar Menor. Y el empujón definitivo fue cuando el Ayuntamiento de su localidad le concedió el año pasado un premio por su implicación en diversas acciones sociales: «Como la natación es un deporte solitario, te da tiempo para darle vueltas a la cabeza. Empecé a tener ideas y una de ellas fue cruzar el Mar Menor. Lo fui dejando pasar porque no nunca encontraba el momento, pero cuando me dieron el premio Joven del Año de San Javier, decidí que había llegado el momento. Además, tengo un blog, un canal de Youtube y me muevo mucho en las redes sociales, donde recibo muchos mensajes de apoyo», explica.

Pero las inquietudes de este joven sanjaviereño no son exclusivamente deportivas. En 2015 lideró la iniciativa 'Las Cartas de la Sonrisa', una campaña realizada a través del Banco del Tiempo donde Kevin y todos los colaboradores que tuvo en la misma fueron dejando mensajes dentro de sobres en establecimientos públicos de toda la localidad. Todos contenían frases alentadoras con el objetivo de arrancar una sonrisa a quien la leía.

Además, Kevin Mancojo es embajador de la Fundación RafaPuede a través de un proyecto que tiene como objetivo hacer los recreos de los colegios más inclusivos, adaptados a toda la infancia, y da charlas motivacionales en diferentes centros educativos, donde pone de manifiesto las oportunidades que le ha dado en la vida su discapacidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes