03 de septiembre de 2018
03.09.2018
La Opinión de Murcia
Ciclismo

Valverde, a un segundo del líder

El murciano pierde tiempo respecto al grupo de favoritos pero se coloca muy cerca del nuevo maillot rojo, el británico Simon Yates

02.09.2018 | 21:36
Valverde, a un segundo del líder

Ben King se adjudica el triunfo de forma agónica en La Covatilla en la primera etapa de alta montaña.

Por tan solo un segundo, el ciclista murciano Alejandro Valverde no se vistió con el maillot rojo de líder en la primera etapa de montaña de la Vuelta a España. El estadounidense Benjamin King (Dimension Data), que ya cosechó un triunfo de etapa en Alfacar, sufrió para adjudicarse en solitario la novena etapa disputada entre Talavera de la Reina y La Covatilla, de 200.8 kilómetros, en la que el británico Simon Yates (Mitchelton) se enfundó el maillot rojo por delante del corredor del Movistar.

Lejos de la cabeza de carrera, el grupo de favoritos al maillot rojo se batieron en los últimos kilómetros sin clara superioridad de ninguno de ellos. El viento frenó los ímpetus de los candidatos. Como se preveía, no resistió el francés Rudy Molard, que cedió 6 minutos y se despide de su maillot rojo. El colombiano Miguel Ángel López lideró el grupo de favoritos, que cruzó la meta a 2:40 minutos. Con él llegaron su compatriota Nairo Quintana y el holandés Wilco Kelderman. Poco después cruzaron la meta Rigoberto Urán y Jon Izagirre. En novena posición, a 2:49 del ganador, cruzó la meta el británico Simon Yates, que se coloca en primera posición de LA Vuelta. El murciano Alejandro Valverde llegó a 3:04 y se quedó a un solo segundo del líder.

El murciano, que ya tiene en el zurrón dos triunfos de etapa en la ronda española, se queda a las puertas del liderato pero no se le vio tan fino como otros escaladores que también aspiran al triunfo final en Madrid. La Vuelta disfrutará mañana en Salamanca de la primera jornada de descanso con la general apretada. Apenas un minuto y medio separa a los trece primeros corredores de la general, y queda mucha montaña por delante.

Yates, de 26 años, ya estuvo muy cerca de ganar el Giro de Italia y se apuntó tres etapas en la carrera transalpina antes de ceder el liderato ante Chris Froome. «No esperaba en lograr el jersey rojo, pero bienvenido sea. Fui líder en el Giro, la sensación es familiar. Veremos cómo asumimos en el equipo lo de llevar el líder», dijo.

Podrá defender esa posición de privilegio a partir del próximo martes, con Valverde pisándole los talones, lo mismo que Quintana, que se coloca a solo 14 segundos y se postula como uno de los principales favoritos. Dentro del top ten está también el español Jon Izagirre, quinto en la general a 17 segundos. Miguel Ángel López, séptimo, y Rigoberto Urán, octavo, también amenazaban al líder de la carrera.

La fuga del día consiguió imponerse al pelotón. La formaban once corredores: Teuns (BMC), De Gendt (Lotto-Soudal), King, Hollenstein (Katusha), Leezer (LottoNL-Jumbo), Mollema, Ezquerra (Burgos-BH), Lluis Mas (Caja Rural), Maté, Vanbilsen (Cofifis) y Bagües (Euskadi-Murias). Cuando alcanzaron los diez minutos de ventaja, quedaba claro que la victoria estaba delante, y que las hostilidades no se desatarían en el pelotón hasta que comenzara el ascenso a La Covatilla. Por delante, Luis Ángel Maté puntuó en cabeza en el Puerto del Pico (1a), Alto de Gredos (3ª) y Puerto de Peña Negra (2ª) para cosechar más distancia en la clasificación de la montaña.

A 29 kilómetros de meta, De Gendt animó el ritmo en cabeza y seleccionó a seis hombres poco antes de llegar a Candelario. Cerca de las calles empedradas del pueblo salmantino, atacó el balear Lluis Mas, a quien se pegó Benjamin King. Restaban 18 kilómetros para coronar La Covatilla y el estadounidense se fue en solitario. Mollema perseguía impotente al corredor del Dimension-Data, que apretó los dientes y sufrió un terrible calvario para imponerse en la etapa. Llegó a la meta completamente exhausto, pero ya tiene dos victorias en el zurrón.

Por detrás, Movistar, Sky y Astana trataban de marcar el ritmo en el pelotón, aunque no era lo suficientemente rápido como para romper la carrera. Los favoritos se vigilaban hasta el último kilómetro, cuando Quintana atacó. Miguel Ángel López, Rigoberto Urán y Wilco Kelderman se pegaron a su rueda. El holandés también probó suerte pero no pudo despegar a sus adversarios. Quintana, López y Kelderman llegaron juntos, Urán se dejó tres segundos con ellos e Izagirre seis. Yates entró prácticamente pegado a la rueda del español del Bahrain-Merida, pero le picaron tres segundos más en la general.

Valverde no tenía la chispa de días anteriores, cuando superó a Peter Sagan en el sprint de Almadén o cuando se impuso en la segunda etapa en Caminito del Rey. Aunque para la general, la principal baza del Movistar es Nairo Quintana, el murciano ha llegado en buena forma a esta Vuelta a España, pero en la primera etapa de montaña no ha podido con el resto de aspirantes al triunfo final. A sus 38 años, el murciano sigue soñando con el maillot rojo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes