01 de septiembre de 2018
01.09.2018
La Opinión de Murcia
División de Honor Juvenil
Real Murcia

Se dispara la ilusión por la cantera en la factoría grana

31.08.2018 | 17:42
Se dispara la ilusión por la cantera en la factoría grana

Tras una temporada que rozó lo sobresaliente, el Juvenil División de Honor del Real Murcia vuelve a rearmarse para que la cantera grana siga dando sus frutos y continúe nutriendo de grandes talentos al primer equipo. Con un proyecto renovado, en el que la principal novedad se encuentra en el banquillo tras la promoción de Javi Motos al Imperial, ahora será Raúl Guillén el encargado de mantener en los puestos de privilegio del Grupo VII de División de Honor al club murcianista.

Conseguir la permanencia por la vía rápida y aspirar a cotas más elevadas lo antes posible, como sucedió el pasado curso, son los objetivos deportivos que se marca el cuerpo técnico para esta temporada. En todo caso, la principal meta del club no es otra que seguir construyendo un proyecto de cantera fiable, ejemplos que encarnan recientemente futbolistas como Carlos Palazón o Josema Raigal, totalmente integrados en la dinámica del primer equipo, o jugadores como Víctor Meseguer, Lalo y Domi, otras grandes promesas que esperan su oportunidad en el ambicioso Imperial.

La plantilla de este año del Juvenil División de Honor ha recompensado, fundamentalmente, la buena trayectoria de jugadores del Juvenil B de Liga Nacional de la pasada campaña. De tal modo, solo tres futbolistas como Javi Alonso, Josevi Ruiz y Nasta continúan en el equipo, mientras que hasta seis activos han promocionado desde el segundo equipo al principal bloque juvenil: los defensas Antonio Ortiz y Fran Bertomeu; los centrocampistas Paco Agullo y Andrés Lozano; y los atacantes Roberto Andreu y Fran Barberá, quien ya debutó en División de Honor con Javi Motos.

Además, el club ha efectuado diez refuerzos procedentes de diversos equipos de la Región. El club que más ha abastecido a los granas ha sido el Torre Pacheco, que tras su descenso a Liga Nacional ha visto como jugadores como el meta Antonio Gallego, los defensas Palomeque y Guille Torres, o el centrocampista Ginés Moscoso, han dado el salto al conjunto grana. Por otra parte, del UCAM Murcia han llegado el defensor Juan Antonio Martínez y el atacante Javi Cobos, quien regresa a la cantera murcianista. Del Ranero desembarca el centrocampista Emilio, un jugador que fue muy importante la pasada campaña en el conjunto murciano, mientras que del FC Cartagena de Liga Nacional llega Diego Iglesias, otro prometedor centrocampista.

En general, refuerzos con sello de la Región que esperan componer un bloque fuerte y de juego vistoso a los mandos de Raúl Guillén, quien confía en fabricar un equipo vertical, que domine la posesión el mayor tiempo posible y sea capaz de adaptarse siempre a la exigencia de su rival. Los murcianistas debutan en Liga esta tarde, a las 19.00 horas, en el Campus Universitario de Espinardo. Lo harán ante el Levante UD, uno de los mejores equipos del Grupo VII.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook