11 de agosto de 2018
11.08.2018
Real Murcia

Mauricio García acusa a Víctor Gálvez de seguir la estrategia derrochadora de Rául Moro

Asegura en un comunicado que "es muy probable que la liquidez de la que presume" el presidente del Real Murcia "sea producto de recursos provenientes de taquillas, conciertos y abonos que deberían ser administrados"

10.08.2018 | 22:55
Mauricio García acusa a Víctor Gálvez de seguir la estrategia derrochadora de Rául Moro

Cierra cualquier vía para la negociación y pide a través de un notario que se inscriban las acciones a su nombre.

Mauricio García de la Vega contraatacó ayer. Después de recibir en la última semana y media el respaldo del TAS y del Consejo Superior de Deportes, que han reconocido que es el poseedor del 84% de las acciones que estaban en poder de Raúl Moro, el mexicano, quien se había mantenido en silencio desde entonces, difundió una carta dirigida a los aficionados donde expuso que las vías de negociación con Víctor Gálvez están cerradas, y acusó al presidente de presumir en estos momentos de músculo financiero por seguir la política derrochadora del anterior mandatario. «Hoy presume de cierta liquidez que es muy probable que sea producto de recursos provenientes de taquillas, conciertos y abonos. Ese dinero debería de ser administrado durante el año futbolístico y no derrochado en pocos meses», decía el mexicano, quien recordó «lo sucedido a Raúl Moro hace unos meses, quien gastó los recursos destinados al total de la temporada».

De la Vega acusó al presidente grana de «mentirme a mí y a todo el murcianismo», recordando que Gálvez Brothers aseguró el pasado mes de marzo, cuando realizó un préstamo al club para pagar varias nóminas, que «no tenía interés de comprar acciones debido al conflicto por las acciones del club, lo que deja claro que su compra no fue realizada de buena fe», además de acusarlo de carecer del músculo financiero del que presumió, «ya que al final hasta ha tenido que pedir dinero a las peñas para evitar un descenso por impago».

En su extenso comunicado, el mexicano reconoce que «rechacé una oferta sobre 'papel mojado' de un millón de euros que me ofreció Gálvez para irme», para puntualizar que «es totalmente falso que he pedido dinero a Gálvez por el club» y que «le pedí que aportara ese dinero al club y que lo gestionamos conjuntamente». «El club es mío y no lo vendo», puntualizó De la Vega, quien también añadió que «a los múltiples intermediarios que han aparecido durante este tiempo, les he dicho que me sentaría a escuchar las propuestas de Gálvez, incluso decidí escuchar la oferta que me fue transmitida esta semana en la que me solicitó 400.000 euros para irse del club».

De igual modo, el contrato que difundió el propio Víctor Gálvez públicamente cuando firmó el traspaso de acciones con Raúl Moro, incluía una cláusula por la que el mismo quedaría en suspenso si el CSD no lo autorizaba. Por ello, De la Vega afirmó ayer que Gálvez «sabe que está acorralado por la justicia desafiando al TAS, a la Real Federación Española de Fútbol y al Consejo Superior de Deportes. No ha podido ganar ningún recurso legal y tiene claro que no podrá diluir mi participación accionarial. Dice que quiere al club y no deja de perjudicarlo, solo le interesa su ego. Está dañando la imagen del Real Murcia con un discurso agresivo e insultos racistas en los medios de comunicación, provocando que la gente se ría de él y del club, lo que no ayuda ni con los patrocinadores ni con los posibles inversores. Es una pena, en realidad me da hasta un poco de lástima», puntualizó.

Mauricio García, quien ayer requirió a través de un notario que se inscriba su paquete accionarial en el libro de acciones del club, recordó que si no lo hacen «tendrán que asumir responsabilidades penales», para apuntar que «está metiendo a su propio hijo -Víctor Valentino, nombrado director general a finales de julio- en un lío muy gordo. Es un irresponsable pero ya ha demostrado que está incapacitado para llevar un club de fútbol como el Real Murcia».

«No voy a permitir que otro 'Raúl Moro' venga y acabe liquidando el club. Ese es su plan. No lo voy a dejar y sé que los aficionados tampoco se lo van a permitir», dijo De la Vega, quien también apuntó que «yo sí puedo contar a qué se dedica Gálvez y cómo hace sus negocios» pero que tiene «la decencia de guardármelo».

El mexicano también rechazó que vaya a desmantelar el club si llega el momento de asumir el control: «Para este campeonato, buscaré darle continuidad a lo bueno del plantel y de las oficinas. Soy una persona seria, que toma decisiones con la cabeza, no me dedico a estar fanfarroneando ni a fabricar circos», expuso.

El comunicado íntegro dice lo siguiente:

Me dirijo a ustedes con sentimientos de preocupación y vergüenza ajena por las desafortunadas declaraciones vertidas por el 'presidente' de nuestro Real Murcia en la conferencia del pasado miércoles.

Como ustedes comprenderán, Yo, como máximo accionista del Real Murcia, soy el primer afectado por esta situación. Una situación que me preocupa especialmente no por mí, sino por la imagen del club por el cual decidí apostar y arriesgar mi presente y mi futuro con el único objetivo de ayudar a mejorar la institución y ponerla realmente donde se merece por Historia, afición y respeto.

Principalmente, estoy muy decepcionad porque Gálvez vuelve a mentirme a mí y a todo el murcianismo. Pese a que la Justicia y el órgano gubernamental más importante de España en materia deportiva me han dado la razón, tenía la firme voluntad de sentarme con Víctor Gálvez para ver si había alguna posiblidad de trabajar juntos por el bien del Real Murcia. Sin embargo, él ha preferido cerrar la única puerta que quedaba abierta con insultos racistas hacia mi persona y desafiando públicamente a las autoridades máximas en materia deportiva. Todo esto en perjuicio directo para el CLUB y dejando una imagen vergonzosa hacia la sociedad.

Víctor Gálvez MIENTE continuamente tanto a los medios de comunicación como a mi persona, y para ello enumero los siguientes casos:

a. Primer comunicado de Gálvez Brothers donde aclara que el préstamo para las nóminas no tenía interés de comprar acciones debido al conflicto por las acciones del club, lo que deja claro que su compra no fue realizada de buena fe.

b. Presumió 'Músculo financiero' para pagar 4 o 10 millones de euros, lo que fue totalmente falso, ya que al final hasta ha tenido que pedir dinero a las peñas para evitar un descenso administrativo por impago.

c. Parcelas en donación del ayuntamiento para la construcción de una ciudad deportiva, cosa que fue desmentido.

d. Ampliación de capital que nunca fue llevada a cabo.

e. Declaraciones que el TAS demoraría 14 meses en emitir el laudo y que sería en favor de Moro.

f. Declaraciones que CSD inscribía las acciones a su favor.

Rechacé una oferta "sobre papel mojado" de un millón de euros que me ofreció Gálvez para irme. Es totalmente falso que he pedido dinero a Gálvez por el club, al contrario, en la plática que sostuvimos, le pedí que aportada ese dinero al club y que lo gestionamos conjuntamente. Gálvez miente demasiado, a estas alturas ya todo el mundo lo sabe. El club es mío y no lo vendo. Vengo a ayudar al Real Murcia con inversores serios que están esperando que este conflicto se solucione para apostar a largo plazo. Es un proyecto real y honesto, no un negocio.

A los múltiples intermediarios que han aparecido durante este tiempo, les he dicho que me sentaría a escuchar las propuestas de Gálvez, incluso decidí escuchar la oferta que me fue transmitida esta semana en la que me solicitó 400.000 euros para irse del club.

Gálvez nunca será propietario del club como lo afirma, ya que su contrato de compra venta con Raúl Moro está condicionado a la autorización del CSD; sabe que está acorralado por la justicia desafiando al TAS, a la Real Federación Española de Fútbol y al Consejo Superior de Deportes. No ha podido ganar ningún recurso legal y tiene claro que no podrá diluir mi participación accionaria. Dice que quiere al club y no deja de perjudicarlo, solo le interesa su ego. Está dañando la imagen del Real Murcia con un discurso agresivo e insultos racistas en los medios de comunicación, provocando que la gente se ría de él y del club, lo que no ayuda ni con los patrocinadores ni con los posibles inversores. Es una pena, en realidad me da hasta un poco de lástima.

En el aspecto deportivo, la afición puede estar muy tranquila. Cuando yo llegué en enero, se apostó por la continuidad, ajustando la plantilla con los mínimos cambios; jugadores como Charly Dean, Molo, Pallardó, Ogenda y Chrisantus y la continuidad del Mister Salmerón. Para este campeonato, buscaré darle continuidad a lo bueno del plantel y de las oficinas. Soy una persona seria, que toma decisiones con la cabeza, no me dedico a estar fanfarroneando ni a fabricar circos.

Lo que sí tengo claro, es que No voy a permitir que otro 'Raúl Moro' venga y acabe liquidando el club. Ese es su plan, yo también hablo con muchísima gente y todos me dicen que el objetivo de Gálvez es liquidar al Real Murcia. Pero no lo voy a dejar y sé que los aficionados tampoco se lo van a permitir.

Es increíble ver que hay quien se ha creído que yo he robado muebles o cosas de la oficina del Real Murcia. No hay filtro y son bulos tras bulos que van soltando y algunos se los creen. Por favor, llevo 18 años en el fútbol y no había visto nada similar. Yo sí puedo contar a qué se dedica Gálvez y cómo hace sus negocios. A mí me llegan muchas historias pero tengo la decencia de guardármelo para mí. Lo que más me motiva, es que, a pesar de que todavía hay algunas personas que creen en Gálvez y le apoyan, hay cada vez más aficionados que me muestran su apoyo día tras día y que no quieren verle ni un segundo más dirigiendo el club: les entiendo, es espantoso.

Si el consejo de administración decide no inscribir mis acciones, tendrán que asumir responsabilidades penales, está metiendo a su propio hijo en un lío muy gordo. Es un irresponsable pero ya ha demostrado que está incapacitado para llevar un club de fútbol como el Real Murcia, es un mundo que desconoce totalmente.

Salvar al Real Murcia de su situación económica, no es una labor para un personaje ostentoso y presumido. El club requiere profesionalismo, seriedad, continuidad y un PROYECTO viable a largo plazo que dé certidumbre a los inversores serios. Recordemos que hoy presume cierta liquidez que es muy probable que sea producto de recursos provenientes de taquillas, conciertos y abonos. Ese dinero debería ser administrado durante el año futbolístico y no derrochado en pocos meses. Recordemos lo sucedido con Raúl Moro hace unos meses, quien gastó en pocos meses los recursos destinados al total de la temporada.

Víctor, si de verdad sientes al Real Murcia por encima de tu propio ego y vanidad, deja de perjudicar a su escudo que tanta historia tiene detrás y acepta negociar una salida digna. Evítate la vergüenza de ser forzado a salir por las autoridades, porque la justicia lleva su tiempo, pero al final llegará.

Mauricio García de la Vega
Accionista mayoritario del Real Murcia C.F., SAD
.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes