10 de agosto de 2018
10.08.2018
Fútbol sala

El Cartagena FS encuentra en la empresa Jimbo Fresh a su salvavidas

a compañía con sede en La Puebla, que también patrocina al Roldán femenino, se hace con el control del club tras la marcha de Plásticos Romero

10.08.2018 | 04:00
La alcaldesa, anunciando ayer a los portavoces de los grupos municipales el acuerdo.

El Ayuntamiento elevará hasta los 100.000 euros la subvención.

Después de un mes y medio de incertidumbre, el Cartagena Fútbol Sala vuelve a cobrar vida. La decisión de Plásticos Romero de retirarse del patrocinio dejó en el aire el futuro de la entidad, que afrontará en la temporada 2018-2019 la tercera consecutiva en Primera División. Fue la alcaldesa de la ciudad, Ana Belén Castejón, quien anunció ayer tarde a través de su cuenta en Twitter de la llegada de una nueva empresa, Jimbo Fresh, con sede en La Puebla, a la gestión del club: «Una nueva e ilusionante etapa donde Jimbo Fresh patrocinará las próximas temporadas con un proyecto viable», anunció la primera autoridad municipal, quien trasladó a los portavoces de los grupos municipales en el Ayuntamiento del acuerdo alcanzado. El consistorio, además, incrementará hasta los 100.000 euros la subvención al club, garantizando así entre las dos partes la supervivencia después de unos meses de incertidumbre.

La firma Jimbo Fresh, que tiene su sede en La Puebla, se adentró hace unos años en el fútbol sala con el Roldán FSF, que logró la pasada campaña por primera vez en su historia el título de campeón de Primera División femenina. La empresa hortofrutícola ya apoyó al club cartagenero masculino en la recta final de la temporada 2015-2016, la del ascenso a la máxima categoría de este club que nació en 2013, tomando el relevo del Polaris World, que llegó a ser subcampeón de Liga.

Jimbo Fresh no solo será patrocinador, sino que también se hará con el control del club, dando un paso atrás el hasta ahora presidente, Roberto Sánchez, quien quedará en un segundo plano. Todo apunta a que Miguel Ángel Jiménez Bosque, propietario junto a su hermano Sergio de la compañía, será el nuevo presidente y se rodeará de personas de su confianza tras salir del club en las últimas semanas varios directivos, que habían dejado prácticamente solo a Roberto Sánchez.

La próxima semana está previsto que se anuncie en una rueda de prensa el cambio de poder en el Cartagena Fútbol Sala. Mientras tanto, el equipo ha comenzado a entrenar, aunque sin entrenador, a las órdenes del preparador físico, Antonio Juan Meroño. La continuidad de Juan Carlos Guillamón como técnico parece ahora más difícil aún en un plantel que solo presenta en estos momentos una cara nueva, la del murciano Raúl Canto, quien firmó antes de conocerse que Plásticos Romero se retiraba del patrocinio. El resto son componentes del equipo que la pasada campaña alcanzó los cuartos de final de la Copa de España, como los porteros Raúl Jerez y Marcado; el cierre Jesús Izquierdo; los alas Juanpi, Rahali y Fran Ferández; y el pívot Ique, quien fue el último en renovar. En los próximos días se espera la llegada de más jugadores para completar el plantel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes