07 de julio de 2018
07.07.2018
FC Cartagena

"Es mejor empezar un proyecto limpio"

Alberto Monteagudo se marcha del FC Cartagena ovacionado tras su última rueda de prensa en la que afirma irse "feliz" por el trabajo hecho

07.07.2018 | 04:00
Alberto Monteagudo saluda a Jesús Álvaro, que acudió junto con Cristo a su despedida.

"A mi sustituto le sugiero que viva el día a día y no desvíe la atención", añade el albaceteño

Monteagudo empezará a notar esa sensación de vacío que queda después de una situación extraordinaria como la que él ha vivido en el último mes y medio, ahora, probablemente hoy, que ya está de vacaciones en su pueblo natal. El exentrenador del FC Cartagena ha pasado página y toca la reflexión y, probablemente, ese sentimiento de culpa que queda cuando crees que lo podrías haber hecho mejor.

Seguro que la imagen de aquel gol anotado por Zabaco en propia puerta en Majadahonda a 30 segundos para el final y con el ascenso en el bolsillo le perseguirá mucho tiempo, no sé si toda la vida, porque las alegrías -cuando llegan- borran las penas y el subconsciente las trata de aparcar en un rincón de nuestro cerebro para que no nos torturen para siempre.

«Considerábamos que era lo mejor para empezar un proyecto limpio y con una cara nueva», explicaba nada más empezar el entrenador manchego. La pasada semana estuvo reunido con Breis y Belmonte, director general y presidente respectivamente. «Manolo me insistía en que debía seguir. Paco pensaba parecido a mi. Había que analizar los pros y los contras y decidimos que lo mejor era terminar. El año que viene no iba a ser fácil repetir lo que hemos hecho éste», añadía el entrenador.

Si tuviera que buscar el motivo por el que este Cartagena de la temporada ya acabada no ha logrado el ascenso, no sabe dónde poner el punto de mira. «Han sido mil cosas. Esos 30 segundos de Majadahonda, los dos partidos jugados con el Extremadura o el partido ante el Barça B del play off del año anterior. No ha podido ser».

El albaceteño se marchaba con una sonrisa en la boca y una punzada en el corazón por no haber logrado hacer lo que pretendía cuando aterrizó en la entidad en 2016. «Me voy feliz porque creo que no se puede hacer nada más para llevar a un equipo a Segunda División», explicó durante su comparecencia en sala de prensa ante los medios de comunicación, amigos, el director general de la entidad y algunos jugadores, como Jesús Álvaro y Cristo Martín.

Indicó en la despedida que había llegado a descartar hasta dos propuestas para fichar con equipos de Segunda División antes de que empezara el play off de ascenso con el Cartagena, porque su ilusión era ascender con los suyos. Ahora, los clubes tienen prácticamente cerrados sus técnicos y lo tendrá más difícil. «Yo lo que quiero es que este Cartagena ascienda, porque aquí dejo muchos amigos y quiero que suba por sentimiento, club y ciudad», añadía el preparador.

Quiso reivindicar su trabajo y sus números. «He trabajado mucho y bien. Este club ha disputado seis fases de ascenso y dos de ellas han sido conmigo, creo que llevo dos años ganándome esa madurez de la que algunos hablan que no tengo».

Deja como herencia para este equipo de «un conjunto que juega al fútbol y sabe hacerlo de forma asociativa. La identidad que hemos mostrado en el campo la puede explicar cualquiera de los doscientos directores deportivos repartidos por toda España».

A partir de ahora le toca descansar un poco y tratar de desconectar algo y ver fútbol. «Buscar un equipo es la opción, pero ya no hay casi disponibles. El play off me ha hecho daño porque terminó muy tarde y ahora hay que tener tranquilidad. No descarto marcharme al extranjero, pero en principio voy a pelear por tener un hueco en Segunda División».

Preguntado si le daría un consejo a su sucesor, Monteagudo, que siempre ha mostrado un talante conciliador durante todo este tiempo en la entidad, indicó que: «Que viva el día a día. Yo vine para 15 partidos y estuvimos muchos sin perder y al final he estado casi tres años, lo que demuestra que el trabajo diario es muy importante».

Por su parte, Sánchez Breis, que como antes señalábamos acompañó a Monteagudo en su despedida, coincidía en los motivos de su salida. «Las dos partes creíamos oportuno que era un final de ciclo. Alberto Monteagudo seguirá su carrera profesional en otro sitio, porque son muchos los que están llamando a su puerta».

Recordaba que «ha sido un placer trabajar con él. Siempre pensó como nosotros y quería crecer y ascender con este FC Cartagena. Es un amigo que nos deja en lo profesional pero que le deseo lo mejor en lo personal».

«Me hubiera gustado estar muchos años sin tener que venir a una rueda de prensa así. Quiero darte las gracias por tu dedicación y trato con la plantilla y el saber estar con la afición. Ojalá nos veamos en el futuro».

Biel Ribas y el no del Cartagena

En las últimas horas se rumoreó la posibilidad de que el meta Biel Ribas, en el Real Murcia, recalara en el club albinegro. «Mientras Paco y yo estemos aquí, no va a ser portero del FC Cartagena. No es necesario explicar los motivos», decía Sánchez Breis. El pasado verano, cuando parecía estar todo cerrado con el Cartagena, Ribas fichó con el Real Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine