20 de junio de 2018
20.06.2018
FC Cartagena

Motivos para creer en la remontada

La fortaleza del equipo en casa en la segunda vuelta, la racha de Rubén y Aketxe y una afición indondicional, argumentos para ser optimistas

19.06.2018 | 20:57
Motivos para creer en la remontada

A 90 minutos del ascenso. El FC Cartagena necesita aferrarse a todo lo bueno que ha conseguido a lo largo de esta temporada para remontar el domingo ante el Extremadura. La gran racha en la segunda vuelta en su campo, el buen momento de forma de sus dos delanteros titulares, el apoyo incondicional de la grada en el Cartagonova y la sobresaliente trayectoria de su entrenador desde que llegó deben sumar para lograrlo.

Si hay un resultado en contra en una eliminatoria a doble vuelta más desalentador que una goleada es el que el FC Cartagena se trajo el pasado domingo de Almendralejo. A pesar de ser un escuálido 1-0, el valor doble de los goles suma para el Extremadura, por lo que no solo tiene que anotar dos el Cartagena para revertir la situación, sino que un tanto del rival podría ser la puntilla para los de Monteagudo. Pero lejos de buscar excusas para ese día, son los argumentos a favor lo que necesita un equipo que debe hacer el más difícil todavía y subir por la puerta grande, en casa y ante su afición en el estadio Cartagonova.


6 victorias en los últimos 7 partidos en casa

El FC Cartagena ha basado su capacidad para ser campeón de la temporada regular en la contundencia demostrada en el estadio Cartagonova en las segunda vuelta. El año pasado se le achacaba al bloque entrenado por Alberto Monteagudo que perdiera toda la consistencia precisamente donde la tenía que tener, en su campo. Ahora es todo lo contrario. El bloque albinegro ha sumado seis triunfos en los últimos siete partidos. Ahora, cuando llega el momento de la verdad, el estadio albinegro se ha convertido en el baluarte que el equipo necesitaba. Solo un tropiezo en la segunda vuelta ante el Marbella, con dos victorias en casa en los play off de ascenso ante el Rayo Majadahonda (2-1) y frente al Celta de Vigo B (1-0). El equipo ofrece una versión bien distinta cuando le toca asumir su papel de favorito en casa y, al menos hasta lo visto en esta segunda parte de la competición, el equipo se agarrará a ese asidero como uno de sus principales premisas para conseguir el ascenso en el Cartagonova este domingo.


14 goles de la pareja Cruz-Aketxe

Rubén Cruz y Aketxe han sido, sin lugar a dudas, los grandes protagonistas del FC Cartagena. El primero llegó en el mercado de fichajes de enero y ha logrado anotar diez goles desde entonces. El segundo vino tras el ascenso del Albacete y suma 13 en toda la temporada, cuatro de ellos en la segunda vuelta. El andaluz y el vasco son la piedra angular en la que se fundamentan las victorias del bloque cartagenerista. Han anotado entre los dos catorce goles en lo que va de año y siguen siendo el sostén del bloque cartagenero. Si bien el equipo no ha visto portería en ningún partido a domicilio, ambos anotaron en el encuentro frente al Rayo Majadahonda, por lo que no se puede decir que hayan perdido el olfato goleador. Aketxe y Rubén, o más bien sus números, son otro de los motivos fundamentales para seguir creyendo en la remontada.


Cuatro tantos encajados en ocho partidos

Tal y como indicábamos con anterioridad, un gol en contra en el partido del domingo -recordemos a partir de las seis y media de la tarde- podría dar al traste con cualquier plan previsto para este enfrentamiento entre cartageneristas y almendralejenses. El FC Cartagena ha encajado en las últimas ocho semanas en las que ha tenido que jugar en su campo un total de cuatro goles y además ninguno de ellos servía para caer derrotado. El equipo saldría, según esos números a medio tanto por partido. Mantener la portería a cero, como lo ha hecho en casa esta temporada en diez ocasiones -entre Liga y Play off- se antoja, como antes señalábamos ,fundamental para el ascenso a Segunda.


Solo una derrota en casa en la segunda vuelta

Los de Alberto Monteagudo solo han caído una vez en toda las segunda vuelta de la competición en su campo. Fue ante el Marbella en la jornada vigésimo séptima, un 25 de febrero. Este domingo se cumplirán cuatro meses, por tanto, desde que el equipo albinegro hincó la rodilla por última vez en su terreno de juego. Nadie desde entonces ha podido con ellos en el recinto cartagenerista.


Una afición muy implicada

La afición vuelve a cobrar de nuevo gran parte del protagonismo de esta eliminatoria. En los tres últimos encuentros jugados en el Cartagonova la media de espectadores ha sido superior a los 11.000, por lo que parece claro que el encuentro ante el Extremadura volverá a responder como en las mejores ocasiones. El público cartagenero sabe muy bien cuándo y cómo hay que exigirle al equipo y cuándo es la hora de arrimar el hombro para que la plantilla no se venga abajo. Hasta el momento nadie ha renunciado al sueño del ascenso y si hay una afición más involucrada en este proyecto capitaneado por Monteagudo son los miles de aficionados que acuden cada jornada al estadio Cartagonova.


Entrenador fiable

Por último y no menos importante, hay que poner en el haber de este equipo la fiabilidad que ha demostrado su entrenador en las dos temporadas y media que lleva en el club. Tras 106 partidos dirigiendo a las huestes del conjunto cartagenero, el preparador natural de Valdeganga ha conseguido que el equipo dispute dos años consecutivos la fase de ascenso a Segunda División. La primera con fin de trayecto en el Mini Estadi ante el Barça B. La segunda, en esta campaña, con una trayectoria en la temporada regular casi intachable que le valía acabar como campeón del grupo por segunda vez en la historia de esta entidad. En 51 partidos de esos 106 que ha dirigido al equipo albinegro, el FC Cartagena ganó sus compromisos, lo que supone que en un 48% de las ocasiones su equipo salía victorioso de los encuentros, mientras que en un 31% de las ocasiones el choque acabó en empate y solo en un 20% de las oportunidades ha perdido un partido de cualquiera de las tres competiciones -Liga, Copa y Fase de ascenso-. Alberto Monteagudo se merece, por los datos que ha ofrecido desde su primer compromiso como entrenador, la confianza de todos, más aún ahora que está en sus manos que el equipo logre subir a Segunda División.

El equipo suma unos cuantos motivos para ser optimista. No cabe otra para afrontar el último partido de la competición de esta temporada. Hay argumentos para creer y a esos se deberá aferrar el equipo para doblegar al rival.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes