12 de junio de 2018
12.06.2018
FC Cartagena

La larga temporada pasa factura a la plantilla

Moisés acabó con problemas ante el Celta B, mientras que Josua y Jesús Álvaro llegaban tocados y Cordero es seria duda para este fin de semana

11.06.2018 | 22:09
Los jugadores del Cartagena se abrazan tras su clasificación para la última ronda.

El tiempo extra al que se ha abonado del FC Cartagena en esta temporada está pasando factura a los jugadores albinegros. Hasta cuatro futbolistas afrontaban el partido o salieron del mismo con algún problema físico esta pasada semana, ya que cumplía el equipo el encuentro número cuarenta y siete de competición oficial -Liga, Copa del Rey y Fase de ascenso- y las fuerzas empiezan a resentirse.

Aunque el propio entrenador ha tratado durante la segunda vuelta de la competición de rotar constantemente a su plantilla y para el mercado de invierno llegaron algunos jugadores que apenas habían tenido minutos en sus anteriores equipos en la primera parte de la temporada, hay otros en este plantel que empiezan a resentirse por el elevado número de minutos que llevan acumulados en sus piernas

Jesús Álvaro, Josua Megías, Moisés y Miguel Ángel Cordero se encuentran en una situación comprometida por los diferentes problemas musculares que han atravesado estos días. El primero es el que más minutos ha disputado la presente temporada entre liga, Copa y fase de ascenso, con 43 encuentros jugados y cerca de 3.800 minutos a su espalda. La última semana se resintió físicamente tras un enorme desgaste acumulado mes tras mes.

Moisés, por su parte, sufrió también para poder finalizar el encuentro en las mejores condiciones posibles, después de nueve encuentros como titular de forma consecutiva y muchos minutos de tensión en los momentos más complicados de la competición liguera.

En una situación similar se encuentra Josua Mejías, que ha vuelto a surgir de sus cenizas y tras una segunda vuelta un tanto desaparecido, el venezolano se ha convertido en un fijo en las alineaciones de Alberto Monteagudo. Su contundencia defensiva y el desgaste físico que ofrece en cada encuentro empieza a mermar sus capacidades físicas. Mejías ha disputado los últimos diez encuentros de forma consecutiva, sin fallar ni un solo enfrentamiento a su cita y desempeñando labores de defensa central.

Por último,Miguel Ángel Cordero parece que es el que peor parado puede salir de estos encuentros que del último tramo de la temporada. Se lesionó al cuarto de hora del encuentro de este pasado domingo y podría tener una rotura de fibras.

En el club no han confirmado el diagnóstico ni, por tanto, el periodo de recuperación, pero es seria duda para el encuentro del próximo domingo y si finalmente tuviera una rotura fibrilar, la recuperación suele oscilar entre las dos y las tres semanas, por lo que es más que probable que el jugador nacido en Lebrija hace 30 años haya podido decir adiós a lo que resta de competición y con el ascenso en juego.

Óscar Ramírez es otro de los damnificados por el número de partidos y se perdió toda la fase de campeones de grupo y también el primer encuentro de la segunda fase aquejado por su parte de unos problemas en el abductor que le dejaron fuera también por el exceso de carga en el trabajo de toda una temporada. El defensa catalán acumula 3584 minutos en 40 jornadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes