12 de abril de 2018
12.04.2018
Champions League

Bayern Múnich-Real Madrid y Liverpool-Roma, las semifinales de la Champions

Los partidos de ida se jugarán los próximos días 24 y 25 de abril, y los de vuelta el 1 y el 2 de mayo

13.04.2018 | 18:31
Andrei Shevchenko sostiene la papeleta del Bayern Múnich.

El Real Madrid se medirá al Bayern de Múnich alemán en la semifinales de la Liga de Campeones, en lo que será una nueva 'batalla' entre dos de los equipos más laureados de Europa, mientras que el Liverpool inglés se enfrentará a la AS Roma italiana, según deparó este viernes el sorteo celebrado en Nyon (Suiza).

De este modo, el conjunto madridista, actual campeón, y el bávaro, el único que aspira al triplete en Europa, reeditarán su cruce de cuartos del año pasado, repitiendo también el orden de los duelos, con la vuelta en el Santiago Bernabéu el martes 1 de mayo. La ida será en el Allianz Arena el miércoles 25 de abril.

El conjunto de Zinédine Zidane y el de Jupp Heynckes revivirán uno de los 'clásicos' del fútbol continental, que curiosamente nunca se ha visto en una final, y será la duodécima eliminatoria que ambos disputen, con las dos últimas cayendo del lado blanco: en las semifinales de 2013-2014, por un global de 0-5 (1-0 y 0-4), y en los cuartos del año pasado, decididos en la prórroga en el Bernabéu (4-2) tras sendas victorias visitantes por 1-2, en un choque con polémica, sobre todo por la expulsión del chileno Arturo Vidal o el gol de Cristiano Ronaldo que significó el 2-2.

 

El Bayern, cinco veces campeón de Europa, tendrá que romper su maldición con los equipos de LaLiga Santander ya que ha tropezado con todos ellos desde 2013-2014 (Real Madrid, FC Barcelona, Atlético de Madrid y Real Madrid), aunque a su favor está el dato que la última vez que levantó el título, en 2013, tenía en el banquillo a un Heynckes con el que también tumbó un año antes en la penúltima ronda a los madridistas en los penaltis en el Bernabéu.

Por ello, ambos se conocen muy bien de cara a un duelo que será especial para Toni Kroos, presente en aquella eliminatoria de 2011-2012, donde falló una pena máxima, y para James Rodríguez, cedido en el campeón de la Bundesliga, donde está recuperando su mejor nivel.

El colombiano ha sido posiblemente el mejor refuerzo de un conjunto alemán que apenas ha cambiado en los últimos años y que sigue apostando por un fútbol atractivo que, sin embargo, no se terminó de ver en los cuartos ante un Sevilla que consiguió frenar la maquinaria ofensiva que lidera el polaco Robert Lewandowski, posible objeto de deseo madridista para el futuro.

Junto al '9', que el año pasado no pudo jugar la ida de los cuartos, destaca el centro del campo con Vidal, Thiago Alcántara y Javi Martínez, el juego por las bandas que aporta Franck Ribéry, o la amenaza que siempre supone Thomas Müller. Atrás, flojea algo más, pese a la presencia de los internacionales Boateng y Hummels y de dos laterales ofensivos (Kimmich y Alaba), y podría tener el refuerzo de Manuel Neuer en la portería, si termina de recuperarse a tiempo de la lesión en el pie que le ha tenido fuera desde prácticamente el inicio de temporada.

Por otro lado, el otro duelo de semifinales por estar en la final del Olímpico de Kiev del próximo 26 de mayo enfrentará a dos equipos con los que no se contaba que llegasen tan lejos en un principio como el Liverpool y, sobre todo, la AS Roma, verdugos del Manchester City y el FC Barcelona, respectivamente.

De este modo, los 'reds', en semifinales por primera vez desde 2008, y los 'giallorossi', por segunda vez en su historia en esta ronda, vivirán un cruce marcado por el estilo ofensivo de ambos, que repetirán la final de 1983-84 que cayó del lado de los primeros tras una tanda de penaltis precisamente en el Olímpico de la Ciudad Eterna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes