08 de abril de 2018
08.04.2018
Real Murcia-FC Cartagena

Necesidad primero, orgullo después

El Real Murcia y el FC Cartagena disputan el derbi regional en un choque marcado por las aspiraciones de los dos de terminar como líderes la fase regular

08.04.2018 | 17:59
Necesidad primero, orgullo después

Ambos llegan en muy buena dinámica, los granas con tres victorias en cuatro jornadas y los albinegros con dos triunfos seguidos.

Si ya de por sí un derbi entre Real Murcia y FC Cartagena es interesante al margen de cómo estén los equipos, si encima esta tarde se ven las caras en Nueva Condomina dos enemigos íntimos que sueñan con abrazarse al primer puesto de la Liga en las seis jornadas que quedan hasta que lleguen los play off de ascenso, pues ofrece como resultado que el espectáculo, la emoción y seguramente los goles están casi asegurados en la cita de esta tarde en el coliseo grana.

Por mucho que sea un partido de los que nadie quiere perderse, primero habrá que imponer la necesidad que tienen las escuadras que dirigen José María Salmerón y Alberto Monteagudo de no tropezar si quieren mantener opciones de ser líderes. Sin embargo el Cartagena llega empatado a puntos con el líder Marbella, mientras que los granas tienen siete puntos menos que los albinegros y una victoria local supondría, además de nervios en el club de la ciudad portuaria, se agite mucho más la zona en la que se mueven los cuatro primeros clasificados del Grupo IV de Segunda B. Los granas son terceros con 53 puntos y los albinegros marchan segundos con 60 puntos en su casillero.

El Murcia de Salmerón, que solo contará con la baja del extremo Carlos Martínez, ha llegado a la recta final con muchas opciones de luchar por el ascenso, en gran medida, gracias a l incorporaciones de Molo, procedente del Lorca, y de Charlie Dean, dos jugadores que han elevado sensiblemente el nivel que tenía la zaga grana y prueba de ello es que en las últimas nueve jornadas, los murcianistas solo han encajado cuatro goles. Al Murcia de Salmerón hacerle un gol es misión casi imposible y de hecho el entrenador almeriense ha repetido cada vez que ha intervenido esta semana la importancia de no permitir que el Cartagena se adelante en el marcador, como le ha ocurrido a los albinegros en las dos últimas jornadas en las que le ha sido un poco más fácil conseguir sendas victorias. Sin embargo el Murcia tendrá que mejorar sus prestaciones también en ataque, si verdaderamente sueña con quedarse los tres puntos del partido de fútbol. Los granas generan menos ocasiones que los albinegros y en cualquier caso tendrán que ir a buscar la portería contraria si verdaderamente, como dijo Salmerón, quieren plantear un partido con el control en las dos áreas y «que se le haga lo más largo posible al Cartagena», dejando bien a las caras que el Murcia efectivamente es uno de esos equipos que se mueve en la incertidumbre del 0-0 como pez en el agua.

En el caso concreto del Cartagena de Monteagudo una de sus obligaciones es la de disipar las dudas de la temporada anterior, ya que tras defender el liderato durante gran parte del curso, terminó obteniendo el billete para el play off en la última jornada. Por eso ganarle al Murcia, además de distanciar más a un rival directo en la lucha por los mismos intereses, también sería un chute de moral para un equipo que sembró ciertas dudas tras los tropiezos ante San Fernando, Granada B y Las Palmas Atlético. Los albinegros solo han dejado la portería a cero en cuatro de las últimas once jornadas, aunque se trata de un equipo que lo que no tiene en la retaguardia sí lo tiene en la primera línea de combate, ya que los goles de Aketxe y de Rubén Cruz sí son una auténtica amenaza para Biel Ribas y los experimentados defensas del Real Murcia.

El bloque albinegro estará formado, casi con toda seguridad, por los mismos hombres que jugaron y ganaron la pasada jornada al Extremadura, con la excepción de Moisés, que deberá cumplir sanción al ver el pasado domingo la quinta cartulina amarilla. El preparador ha apostado por un bloque con jugadores muy experimentados. El defensa central Mejías apunta a ser el acompañante de Zabaco, quien, en esta oportunidad ya se encuentra restablecido de sus problemas musculares que le apartaron del último choque.

En medio campo el tándem Cordero-Chavero es el más fructífero de esta segunda vuelta. El primero ha logrado por fin su estado físico ideal tras una primera vuelta muy irregular mientras que el segundo, que se ausentó de varios entrenamientos esta semana por el fallecimiento de su padre, llega en su mejor momento de la temporada.

Arriba Aketxe y Cruz se encuentran en plena forma y entre los dos suman ya 21 goles para el bloque albinegro. Hugo Rodríguez por la derecha y un recuperado Cristo Martín completan el once albinegro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes