El UCAM CB Murcia cortó ayer su racha en la Champions League al caer ante el Pinar Karsiyaka (79-72) después de cinco victorias consecutivas. No obstante, el conjunto universitario volvió a competir hasta el final, pese a que en el tercer cuarto sufrió un importante bajón. «Puede ser que no estuviéramos compitiendo en el marcador, pero tenemos que competir en el campo siempre, y no lo estábamos haciendo. No importa el resultado, hay que competir en cada defensa, cada rebote, cada balón suelto... Pero que aparezcan jugadores distintos a Rojas o Soko que empujen al equipo, como ha ocurrido con Urtasun o Kloof, es positivo y nos vamos con esa sensación de ir sumando jugadores», explicó ayer Ibon Navarro, entrenador universitario, nada más finalizar el choque en Turquía. Además, el técnico victoriano añadió que también se enfrentaron «a situaciones defensivas que el domingo nos va a plantear el Tenerife y que debemos analizar para competir contra ellos». Sobre el encuentro añadió que «la falta de energía y los bajos porcentajes en el triple y el tiro libre» fue de lo que más castigó ayer al UCAM.