La excesiva pasión por el deporte puede llegar a romper una pareja. Por eso, un aficionado del Joventut de Badalona quiso agrecer de una peculiar forma -en medio de la pista donde se disputa la Copa del Rey de baloncesto de Gran canaria- la paciencia de su novia por aguantar su pasión por el equipo verdinegro.