El Universidad Católica de Murcia Club Baloncesto, que el domingo perdió por 71-75 en su pista del Palacio de los Deportes frente al CAI Zaragoza, está cediendo terreno con respecto a los que son sus rivales en la lucha por disputar las eliminatorias por el título y es que el UCAM ha perdido ocho de los nueve encuentros disputados ante los conjuntos que esta semana disputarán la Copa del Rey.

El cuadro grana, que sigue siendo el duodécimo clasificado pero ya a dos triunfos de las ocho primeras posiciones en la Liga Endesa, ha obtenido ocho de sus nueve triunfos ante adversarios que ocupan la zona baja, pero en sus enfrentamientos con los de la parte alta la cosecha es claramente negativa.

No en vano, fue capaz de ganar al Valencia Basket, ahora sexto, por 85-76 en la primera vuelta del campeonato y luego ha perdido ante ese mismo rival en Valencia y ante los otros siete que disputarán la Copa del Rey.

Frente al CAI, que ahora es noveno, además, se vio superado en Zaragoza (82-63) y ayer en Murcia por el citado marcador de 71-75.

Contra el líder Unicaja perdió por 86-96; ante el Real Madrid, segundo, cayó por 90-65; contra el Fútbol Club Barcelona, tercero, por 90-70; frente al Bilbao Basket, cuarto, por 82-74; y ante el Fiatc Joventut de Badalona, quinto, por 70-77.

Mientras, los murcianistas perdieron contra el Herbalife Gran Canaria, séptimo, por 85-89 en la prórroga.

El equipo que dirige Diego Ocampo sí fue capaz de imponerse al Laboral Kutxa, que ha subido al octavo puesto, aunque no disputará la Copa y al que superó por 93-88 en el Palacio.

Cabezas, 1.000 asistencias

El base internacional Carlos Cabezas, jugador del Universidad Católica de Murcia Club Baloncesto, ha alcanzado la cifra de mil asistencias en la ACB después de las seis que dio ayer en el partido que su equipo perdió por 71-75 ante el CAI Zaragoza. Cabezas, de 34 años y que ha sido campeón mundial y europeo con la selección española, ha llegado a ese número redondo de pases que acabaron en canasta de un compañero a lo largo de su dilatada carrera y lo ha hecho después de haber estado, con la actual, 15 temporadas en la máxima categoría del baloncesto nacional.