­La final de la Copa Libertadores la perdió Peñarol contra el Santos, pero no dejó de ser curioso que dos exfutbolistas del Real Murcia estuvieran en el banquillo del conjunto uruguayo. Se trataba del guardameta Héctor Fabián Carini, quien llegó a la entidad grana en la temporada 2007-2008 con motivo del último ascenso a Primera División, y del delantero Diego Alonso, quien militó en el conjunto grana desde 2007 hasta 2009 con un rendimiento pésimo. Ninguno de estos dos uruguayos pasarán a formar parte de las grandes páginas de la dilatada historia del Real Murcia, pero en un momento determinado los dos llegaron a la capital del Segura como refuerzos contrastados.

De hecho, los dos pasaron por el club de Jesús Samper con más pena que gloria y en la madrugada del pasado miércoles, ambos fueron suplentes contra el Santos de Neymar, ese futbolista por el que el club de ´O Rei Pelé´ piensa hacer temblar la póliza bancaria de Real Madrid pegándole un buen pellizco en caso de que quieran hacerse con los servicios de la nueva estrella del fútbol carioca.

Más sorprendentes es que a día de hoy ninguno de los dos siga ya perteneciendo al Peñarol, ya que Diego Alonso nunció su retirada oficial de los terrenos de juego con 36 años al terminar el partido y Carini acababa contrato y por ahora está sin equipo.

El fútbol que se practica a otro lado del charco tiene menos nivel que el que estamos acostumbrados a ver en Europa, pero a fin de cuentas la Copa Libertadores se trata de uno de los grandes acontecimientos futbolísticos de Sudamérica, un torneo que ha encumbrado a jugadores tan importantes como Jardel, Cafú, Hernán Crespo, Francescoli, Marcelo Salas y Sebastián Abreu, entre otros muchos ilustres del fútbol sudamericano.

Además, el equipo de los exmurcianistas atraviesa ahora mismo por un profundo proceso de reorganización después de que sólo siete jugadores con contrato en vigor sigan para la próxima temporada, lo que obliga a plantear una revolución en un equipo que, por otra parte, terminó perdiendo el título porque su propuesta futbolístcia estuvo muy distanciada de la del Santos, equipo que mantuvo el mismo nivel de intensidad durante los noventa minutos, lo que le valió a la postre el triunfo final.

Otro exgrana, mucho más admirado por la afición que los dos ya mencionados, el delantero Iván Alonso, también uruguayo, primo de Diego Alonso y quien ha militado los dos últimos años en el Espanyol de Primera División, se marcha al Toluca mejicano para militar en tierras aztecas la próxima temporada.

Fueron muchos los que pensaron que el Murcia iba a interesarse por el delantero cuando terminara su vinculación con el Espanyol. Pero no fue así. Su trayectoria también es muy dilatada y parece que el punto final a su carrera en los terrenos de juego lo que quiere poner lo más cerca de casa posible.