El director deportivo del FC Cartagena, Ángel Quirantes, se encargó en la mañana de ayer de recordarle a Juan José Collantes que tiene un contrato firmado con el equipo albinegro desde hace un mes y medio y que la cláusula de rescisión del mismo es de dos millones de euros.

Pero, ¿por qué lo hizo?, pues porque el propio futbolista había expresado en algunos medios de Granada su deseo de continuar la temporada que viene en el recién ascendido a Primera División.

Quirantes no salía de su asombro, a la vez que se mostraba contrariado por las informaciones llegadas desde Granada. El director deportivo del FC Cartagena se encargó de informar a todo aquél que lo llamó que Collantes fue el primer futbolista que estampó su firma en el contrato del club cartagenero para el próximo proyecto, incluso antes que Manolo Reina y Dimas Delgado, pero que pidió que no se hiciera público su compromiso al estar su equipo inmerso en la fase por el ascenso de categoría.

Lo que ha ocurrido desde comienzos de mayo es que Collantes ha intervenido con mucha más asiduidad en los encuentros del Granada y se ha destacado por ser un revulsivo cada vez que entraba al campo. Ha finalizado la competición en un gran nivel de forma, y de ahí que ahora quiera sacar más rédito a su trabajo con una posible renovación en el nuevo equipo de Primera.

Sin embargo, el director deportivo del Granada, Juan Carlos Cordero, no tiene intención alguna de que siga en el primer equipo, y sí cederlo a otro club. No obstante, el propio Cordero manifestó ayer a esta redacción que hasta mañana miércoles no hablará con ningún jugador, aunque sus intenciones en caso de renovar eran que jugara en el Tenerife. Cordero ya le dijo al futbolista hace unos meses que hasta el final de temporada no iba a decidir nada respecto a su futuro. Ahora que todo parece decidido, le da las gracias por los servicios prestados.

«Collantes es, a todos los efectos, jugador del FC Cartagena», dijo, por su parte, Quirantes, a la vez que añadía que «no hay ninguna condición en el contrato que está firmado a la que se pueda acoger el futbolista para romper la vinculación que tiene con nosotros las dos temporadas próximas –450.000 euros por dos años–. En el Xerez le ofrecían tres años, pero una cantidad inferior a la que cobrará en nuestro equipo por

dos años que ha firmado».

En el FC Cartagena quieren dar por finiquitado el ´caso Collantes´ y esperan que en breve el futbolista pueda estar en la ciudad portuaria haciendo su presentación oficial como jugador albinegro.

En busca de centrales

Ahora, la principal preocupación del director deportivo es la defensa. Con tan sólo un central en el equipo, Quirantes sigue sondeando el mercado y ha realizado diferentes ofertas para contratar a centrales contrastados en la categoría. Sigue sin descartar la opción de Juan Cala, que tiene claro su deseo de marcharse a Grecia para jugar en el equipo entrenado por Manolo Jiménez. Sin embargo, cuenta con la baza de los graves problemas económicos del país heleno, que también están afectando a los clubes.

Hay unos cuantos equipos griegos que adeudan varias nóminas a sus jugadores y esta circunstancia podría paralizar los deseos de Cala de

marcharse a Grecia.