El presidente del FC Cartagena no para de mandar vídeos a su entrenador, Juan Ignacio Martínez, para que repase todos los jugadores susceptibles de ser fichados y que le mandan los representantes. Entre ellos, Paco Gómez ha hecho especial hincapié en la portería. Desde que su equipo cayera derrotado por 2-0 en Numancia en la cuarta jornada, tiene sentenciado a Rebollo, guardameta que dejó de ser titular, curiosamente, a partir de aquel encuentro.

El mandatario le ha cogido ojeriza y se dedica a buscar día sí y día también un guardameta con el que pueda mandar a Rebollo a casa. En su nueva labor como director deportivo, Paco Gómez tiene la mesa llena de informes y vídeos de jugadores de los que sus representantes hablan maravillas.

Tales son los casos de Erik Delgado, que juega en Perú, como antes lo fue Sebastián Viera, cancerbero uruguayo que jugó en el Villarreal hace dos temporadas y que ha pasado también por el Larissa griego, para acabar fichando por el Junior de Barranquilla. Viera se le escapó por poco, aunque el presidente estaba completamente decidido a ficharlo.

Sin embargo, el entrenador albinegro ha salido en defensa del portero Rebollo y le ha dicho a su presidente que no siga sondeando el mercado ni escuchando ofertas de representantes, porque no quiere a nadie para esta posición.

El hecho de que Rebollo no esté jugando –participó en las cuatro primeras jornadas de Liga y después ha permanecido en el banquillo–, unido a que Juan Ignacio lo considera un futbolista importante para mantener la estabilidad del equipo son motivos suficientes para que Juan Ignacio Martínez esté ejerciendo toda la fuerza que aún conserva en la entidad para imponer aquéllos puestos que considera necesarios para reforzar.

Por ello, el presidente del club ha decidido recular en las últimas horas y su discurso es que el FC Cartagena está buscando un defensa central, que es el principal reto para esta segunda vuelta que empezará la última semana de enero, porque así se lo viene demandando el jefe del vestuario.

Rebollo, de momento, puede estar tranquilo, aunque Paco Gómez no suele ser de los que dan su brazo a torcer y no habría que descartar que ya estuviera pensando en otro portero para el año que viene –Casilla llegó cedido por el Espanyol–. El ex portero del Palencia, Lorca y Granada, entre otros, ya puede ir buscándose equipo la próxima temporada, parece que en el nuevo proyecto del presidente-director deportivo no entra, aunque pueda salvar el cuello en la presente campaña gracias a su entrenador.