El alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, ha declarado hoy tras reunirse con el dueño del Real Murcia, Jesús Samper, que "debe haber un nuevo proyecto que genere ilusión, compromiso y pasión por el Murcia" y ha ido más allá al decir que es preciso "una renovación total, con una nueva gestión deportiva".

A la reunión entre Cámara y Samper, que ha tenido lugar en el Ayuntamiento y ha durado más de una hora y media, también han asistido el concejal de Deportes, Miguel Cascales, y el presidente del club, José Ángel Serantes, y la misma se ha celebrado con el ambiente algo enrarecido después de que el alcalde dijese el mismo día en el que se consumó el descenso del equipo a Segunda División B que "Samper y los suyos deberían marcharse del club porque su proyecto está acabado".

Hoy, al término de la reunión, Cámara ha apuntado que "después de 12 años el Real Murcia debe afrontar una renovación total, pues el club necesita un proyecto deportivo diferente, que conlleve una nueva gestión, profesionalizar a los responsables deportivos, renovar las bases del club y murcianizar la plantilla de jugadores".

El primer edil municipal, quien ha salido a hablar con la prensa después de que se marchara Jesús Samper del consistorio, ha querido dejar claro que, aunque el equipo esté en Segunda B, "la continuidad del Real Murcia está garantizada" y ha recordado que "éste es el club señero de la ciudad, el más importante de la Región y uno de los más importantes de España y está muy por encima de personas, nombres y apellidos".

Igualmente, ha indicado a Samper que ha recibido varias propuestas de empresarios que estarían dispuestos a hacerse cargo del club si el actual dueño de la entidad decidiese vender sus acciones en la sociedad anónima deportiva, pero también ha dejado claro que Samper le ha asegurado que "no tiene ninguna intención de irse del club".

Cámara ha señalado que "el nuevo proyecto debe generar ilusión, compromiso y pasión por el Murcia" y ha pedido un esfuerzo para que "el equipo vuelva pronto a la Liga de Fútbol Profesional y no esté más de un año en Segunda B".

También se ha referido a la afición grana, de la que ha dicho que "es extraordinaria, pero el equipo no ha respondido a sus expectativas. Los aficionados han estado muy por encima de lo que ha sido el propio equipo y hay que intentar, por todo los medios, un equilibrio entre la mejor afición, que ya tenemos, y el mejor equipo, que hay que conseguir".

Antes que Cámara han hablado Cascales, Serantes y Samper, quienes han comparecido los tres juntos ante los periodistas.

Samper, quien ha aparecido en segundo plano, no ha querido entrar a valorar el contenido de la reunión y ha dicho que lo hará después del consejo de administración que tiene lugar esta tarde.

Serantes, por su parte, ha comentado que "ha sido una reunión de amigos, un intercambio de opiniones y sentimientos con el alcalde, que es el primer murcianista al que le preocupa la situación del equipo".