La yeclana María José Martínez y la balear Nuria Llagostera quedaron apeadas en las semifinales de dobles de Roland Garros, donde buscaban su primera final de un Grand Slam, al caer ante la checa Kveta Peschke y la eslovena Katerina Srebotnik, por 3-6, 6-4 y 6-4 en dos horas y doce minutos.

La pareja española bordó el primer set gracias a su conjunción, y gran estrategia, con María José siempre en la red, y Nuria aprovechando su gran movilidad desde el fondo para colocar certeros globos.

Pero el dúo checo-esloveno fue tomando seguridad a medida que avanzaba el encuentro. El momento clave fue el noveno juego del tercer set, cuando rompieron el saque de las campeonas del Masters de Doha del año pasado, y luego Peschke ganó el suyo.

La checa y la eslovena disputarán la final contra las hermanas Venus y Serena Williams, quienes derrotaron en la otra semifinal de dobles femenino al tándem formado por la española Anabel Medina y la estadounidense Liezel Huber por un tanteo de 2-6, 6-2 y 6-4.