El Castellón, colista de Segunda División y rival de los granas esta tarde, ha preparado una campaña para sus abonados con el fin de que se puedan llenar las gradas de Castalia con unos quince mil espectadores en las mismas. La medida es la siguiente. La directiva del Castellón ha puesto a disposición de sus 5.000 abonados dos entradas para cada uno al precio de cinco euros cada una para intentar triplicar la entrada habitual de público en el estadio. Según informaron diversos medios de La Plana la medida había tenido una buena acogida por parte de los aficionados, aunque todavía no se puede precisar con exactitud el número de hinchas locales que estarán en las gradas de Castalia. El encuentro se ha 'vendido' allí como una auténtica final, máxime teniendo en cuenta que si los castellonenses consiguen superar al Real Murcia abandonarán el farolillo rojo de la categoría para pasarle el testigo al Murcia. Mañana se sabrá con total exactitud si finalmente esta medida ha calado de forma profunda entre los aficionados blanquinegros y consiguen llevar en volandas al equipo en este trascendental encuentro.

Por otra parte, la Federación de Peñas del Murcia también ha organizado un viaje para el choque de mañana. Aunque no se ha informado de cuántas personas habían confirmado ya su reserva, se espera que alrededor de un centenar de seguidores granas estén en las gradas del estadio del Castellón.