Según el portavoz de las 'flechas plateadas', Dennis comunicó su decisión de continuar a los empleados de la factoría que Mercedes tiene en la ciudad inglesa de Woking antes de coger un vuelo para viajar a Melbourne, donde este fin de semana comenzará el Campeonato del Mundo de Fórmula 1.

El patrón, propietario del 15 por ciento de la escudería, ya ha reiterado en varias ocasiones su intención de retirarse en un futuro no muy lejano. La última temporada fue una pesadilla para él con la multa de 100 millones de dólares que la FIA impuso a la escudería, la eliminación del mundial de constructores y el continuo enfrentamiento entre sus pilotos Fernando Alonso y Lewis Hamilton.