La 'puesta de largo' de Javier Clemente como nuevo entrenador del Real Murcia llevó consigo una auténtica 'revolución' entre los aficionados del conjunto grana. El primer entrenamiento del técnico vasco, que se celebró en Cobatillas, motivó que desde primera hora de la tarde fuera prácticamente imposible encontrar aparcamiento en las instalaciones de la entidad.

Y es que casi un millar de aficionados abarrotaron las gradas del campo principal de Cobatillas con el único deseo de ver al ex seleccionador nacional dirigiendo una sesión preparatoria que apenas duró treinta minutos y en la que los futbolistas se limitaron a realizar carrera continua.

Acompañado por el presidente Jesús Samper, por varios miembros del consejo de administración -Juan Antonio Samper, Santiago del Río, José Ángel Serantes y Manolo Álvarez-, y por el director deportivo, José Antonio García Franco, el flamante preparador murcianista fue presentado a la plantilla -al único jugador que conocía personalmente era al delantero Íñigo ya que ambos coincidieron en el RCD Espanyol-, con la que se reunió en el vestuario durante dos horas.

Pese a que el entrenamiento estaba previsto para las cinco de la tarde, Clemente y su ayudante, el bosnio Hristo Vidakovic, ex jugador del Real Betis, no saltaron al césped de Cobatillas hasta pasadas las siete y media. El técnico de Barakaldo fue recibido con aplausos -algo inédito por parte de los aficionados en la reciente historia del club-, y con gritos de ánimo. Incluso los jugadores, cada vez que se acercaban a la grada principal, eran alentados por el público.

Los 'flashes' de las decenas de cámaras que portaban los hinchas murcianistas se dirigían hacia un Javier Clemente que no paró de dialogar con Vidakovic y con José Antonio Morga, preparador físico del Real Murcia B y quien desde ayer forma parte de la primera plantilla -cabe recordar que la marcha de Lucas Alcaraz como máximo responsable del conjunto grana ha propiciado que tanto su ayudante, Vicente Fuensalida, como su preparador físico, Miguel Ángel Campos, también hayan abandonado la entidad-.

Campos, en el banquillo

La presencia de Javier Clemente en el banquillo murcianista en el partido de mañana en Nueva Condomina frente al Getafe (17.00 horas) aún no estaba confirmada en la jornada de ayer. De hecho, la presencia de José Miguel Campos, entrenador del filial de Tercera División, en las instalaciones de Cobatillas, podría llevar consigo que el mazarronero fuera el encargado de dirigir al equipo desde el terreno de juego, aunque eso sí, siempre bajo las directrices de un Javier Clemente que podría seguir las evoluciones del choque desde el palco.

El preparador de Barakaldo aseguró ayer en su presentación que el once inicial que jugará ante los getafenses sería consensuado con los miembros del cuerpo técnico del club "ya que son ellos los que tienen un conocimiento mucho más profundo de la plantilla, y yo, hasta que no les vea entrenar un par de veces no podré decidir en este sentido. Lo hablaré con ellos y decidiremos entonces".