Pedrosa se lesionó ayer durante los primeros test de pretemporada en el circuito malayo de Sepang, al sufrir una caída con su Honda en la curva once, una doble a derechas de las más complicadas del trazado.

El subcampeón mundial de MotoGP llegó esta mañana a Barcelona procedente de Malasia y, a primera hora de la tarde, fue intervenido por el doctor Xavier Mir -especialista en este tipo de lesiones y médico de confianza de muchos pilotos de la parrilla- en el Institut Universitari Dexeus.

La intervención quirúrgica que, según el doctor Mir, ha transcurrido "sin ningún tipo de incidencia", ha consistido en la reducción de la fractura y la fijación de la misma con una placa atornillada de titanio de siete orificios.

Si no surge ninguna complicación postoperatoria, "la recuperación funcional se iniciará en las próximas 72 horas", ha explicado el traumatólogo catalán, quien has destacado que la reincorporación de Pedrosa a la actividad deportiva es "una incógnita".

"En estos casos es sorprendente la capacidad de recuperación de los deportistas de elite, frente al período mínimo de seis semanas que necesitan en la mayoría de los casos los pacientes que también sufren estas lesiones", ha añadido.

Ésta es la tercera lesión importante que sufre el piloto de Repsol Honda, después de las de Phillip Island (Australia) en 2003, cuando se rompió el maléolo externo derecho y la tibia y el astrágalo izquierdo, y la de Motegi (Japón) 2005, en la que se fracturó la cabeza del húmero.

Además, no es la primera vez que Pedrosa se lesiona en Sepang, ya que en septiembre de 2006, sufrió una caída en los entrenamientos que le provocó un profundo corte en la rodilla y la rotura del dedo gordo del pie izquierdo. Sin embargo, el catalán corrió aquella carrera y logró subir al cajón, al quedar en tercera posición.