Tanto Stoner como Rossi vienen de recuperarse de una lesión, pues el vigente campeón se produjo una fractura de hombro en los últimos entrenamientos del año en Jerez, mientras que Rossi se cayó en Valencia, con ocasión de la última carrera de la pasada temporada, en la que se lastimó de consideración la mano derecha.

Aún con todo, Stoner y Rossi apuntan a una recuperación total para probar las armas que Ducati y Yamaha les han preparado para el campeonato de 2008, que comenzará el 9 de marzo en Qatar (Losail).

La primera prueba de fuego en la que ambos van a medir sus fuerzas frente al resto de competidores será en el circuito de Sepang, el circuito malayo construido muy cerca de la capital Kuala Lumpur y que cuenta con absolutamente todos los adelantamientos técnicos, excepto la presencia habitual y multitudinaria de público.

Stoner, que presentó en la estación alpina de Madonna de Campiglio no hace mucho su moto, todavía no ha rodado de manera oficial con la Desmosedici GP08, lo que hará desde mañana en Sepang, igual que Valentino Rossi con su nueva Yamaha, la mecánica que más tiene que evolucionar si quiere permitir a su piloto recuperar un título mundial que ya ha perdido de manera consecutiva en las dos últimas temporadas.

Con ellos y bien colocado, debe estar Daniel Pedrosa, subcampeón del mundo de MotoGP en 2007, que contará con todo el apoyo, tanto de Honda como de Michelin, fabricante de neumáticos que ha abandonado Valentino Rossi para marcharse a su competencia, Bridgestone, para luchar por la victoria junto a su compañero de escudería y campeón mundial en 2006, el estadounidense Nicky Hayden.

Pedrosa no será el único español de la cilindrada, pues el doble campeón del cuarto de litro, Jorge Lorenzo, entra por la puerta grande, de la mano del propio Valentino Rossi, en MotoGP como piloto de Yamaha, si bien al contrario de lo que sucede con el piloto natural de Urbino, el de Palma calzará neumáticos Michelin en su Yamaha YZR M 1.

Además de Lorenzo, también estará en la máxima categoría del motociclismo mundial un clásico de los últimos años como el español Toni Elías, quien para 2008 cambiará su habitual Honda del equipo de Fausto Gresini por la Ducati de la escudería del también español Toni D'Antín, y que ya debe estar muy recuperado de la fractura de fémur que se produjo el pasado año en Holanda.

Las categorías de 125 y 250 c.c. también disputarán sus propios entrenamientos pero sin dar el salto oceánico, ya que están previstas jornadas de pruebas antes de que termine el mes tanto en Jerez, desde el 24 de enero, como en Valencia, en la última semana de enero.