El representante portugués abandonó las oficinas del club de Mestalla alrededor de las 16.20 horas tras mantener una reunión con Miguel Ángel Ruiz, director deportivo del Valencia, y, aunque anunció la salida del portugués, remitió a los periodistas a la versión oficial del Valencia.

Manuel Fernandes, quien llegó esta temporada al Valencia procedente del Benfica, ya jugó de enero a junio de la temporada pasada en el Everton en calidad de cedido y tras un periodo de tres meses a préstamo en el Portsmouth.

El internacional portugués, que no entraba en los planes del técnico del Valencia, Ronald Koeman, se quedó hoy fuera de la convocatoria como primera medida del entrenador holandés al conocer que había pasado la noche en la comisaría.

El jugador se vio involucrado esta madrugada en un altercado junto a su compañero de equipo y compatriota Miguel Brito y, aunque éste último no fue detenido, sí lo fue su hermano, que pasó la noche en el calabozo con Fernandes.

Ambos han sido puestos en libertad minutos antes de las 14.00 horas y esta tarde serán sometidos a un juicio rápido en el juzgado de Instrucción numero 9 de Valencia.