El triunfo del conjunto dirigido por el canario Manolo Hussein se decidió en un cara o cruz final en el que la suerte estuvo del lado local, pues la postrera canasta de Hunter estuvo acompañada de bastante fortuna por la forma en que se produjo.

El jugador fichado este verano procedente del Gran Canaria Grupo Dunas se jugó el ataque decisivo, pero su lanzamiento dio en el aro.

El propio jugador recogió el rebote pero fue taponado, cayendo el balón en su zona para que lo palmease a la desesperada. El esférico pasó por encima del tablero y entró limpiamente en el aro para sorpresa de todos, alegría de los de casa y resignación de los visitantes.

Antes de esa acción, el encuentro estuvo repleto de igualdad desde el principio. El primer cuarto ya mostró un escenario de alternativas en el marcador y, tras diez minutos en los que hubo más fallos e imprecisiones que aciertos, se llegó al primer parón obligado del partido con mínima ventaja para el cuadro vasco (13-14).

El segundo cuarto transcurrió bajo los mismos parámetros. Ambos técnicos optaron por poner dos bases natos en pista (el estadounidense Chris Thomas y el eslovaco Anton Gavel por el Polaris y el brasileño Marcelinho Huertas y Javi Salgado por el Iurbentia) para intentar dar más consistencia al juego de sus equipos.

Sin embargo, fue un pívot, el croata Drago Pasalic, quien se erigió en protagonista con tres canastas seguidas que mantenían al conjunto de Txus Vidorreta arriba en el electrónico (19-20 en el minuto 14).

La paridad en el marcador siguió presente en los siguientes compases, hasta que cinco puntos seguidos de Salgado, que incluyeron un triple para cerrar el cuarto, hicieron que el Iurbentia cobrase cierta renta al llegar al descanso (28-33).

En la reanudación el Polaris salió volcado y un parcial de 9-0 en menos de dos minutos devolvió a los de Hussein el mando del partido (37-33). Parecía que el equipo local podía 'romper' el encuentro dado que su rival estaba en plena fase de desconcierto, pero apareció el escolta Paco Vázquez, quien, con tres triples seguidos, hizo reaccionar a los suyos (44-44 en el minuto 25).

El Polaris siguió atacando con criterio, gracias en gran parte a un Gavel muy acertado en los lanzamientos exteriores -consiguió tres triples y 15 puntos para ser el máximo anotador del choque-.

Precisamente un triple, éste anotado por el alero bosnio Ivan Opacak, le dio la máxima ventaja a los de Hussein (56-46) a falta de un minuto para que acabase el tercer período.

Como había ocurrido con anterioridad, el Iurbentia supo reaccionar y entre los instantes finales de ese tercer cuarto y los primeros del último volvió a enjugar su desventaja ya en el minuto 33 (57-57) después de una canasta del alero estadounidense Quincy Lewis.

Se entró en el último minuto con ventaja visitante por un punto (64-65). Dos tiros libres anotados por el pívot Juanjo Triguero para el Polaris y otros dos convertidos por Marcelinho Huertas para el Iurbentia dejaron las cosas igual a falta de 22 segundos (66-67).

Entonces, Hunter, quien no había hecho un buen partido, asumió la responsabilidad y anotó (68-67), haciendo estallar a un Palacio de los Deportes que había permanecido inquieto y nervioso hasta ese instante.

Ficha del partido:

68 - Polaris World Club Baloncesto Murcia (13+15+28+12): Thomas (9), Hunter (7), Opacak (8), Fajardo (2) y Triguero (8) -cinco inicial-, Gavel (15), Robles (2), Marco Gaona (1), Risacher (0), Óscar García (0), Kammerichs (7) y Reiner (9).

67 - Iurbentia Bilbao Basket (14+19+18+16): Marcelinho Huertas (11), Vázquez (9), Quincy Lewis (11), Banic (10) y Weis (2) -cinco inicial-, Zengotitabengoa (0), Savovic (4), Salgado (11), Rancik (2) y Pasalic (7).

Árbitros: Redondo, Perea y Muñoz. Eliminaron por faltas personales al local Thomas en el minuto 39.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la Liga ACB que se disputó en el Palacio de los Deportes de Murcia ante 4.850 espectadores.