"Estoy un poco cargado, pero ya no voy a mejorar más, porque tengo que entrenar, intentar estar al cien por cien y mantener todo lo que tengo", declaró el joven deportista. "Y yo creo que con lo que tengo puedo jugar, perfectamente".

"Para mí lo importante es sentirme cómodo cuando salte a la pista (el próximo lunes 14), y ya ganar o perder depende de otras cosas, pero sobre todo dar la sensación de poder jugar bien sería lo más importante para mí", aseguró Nadal.

El tenista ya ha comprobado la dureza de la superficie de ´gerflor taraflex´ del estadio Qi Zhong de Shanghai, que será inaugurado con este torneo.