Daniel Kome, uno de los futbolistas más importantes que ha incorporado el Ciudad de Murcia este año, aseguró ayer que no espera tener problemas de adaptación a su nueva ubicación. "Murcia me recuerda a África por el calor, estaré bien aquí", fue la sorprendente frase pronunciada por el centrocampista camerunés, varias veces componente de su selección nacional, con la que incluso ganó el oro olímpico en Sydney 2000.

El futbolista llega a Murcia concienciado de que debe ser uno de los futbolistas más decisivos del Ciudad, y proclamó que no hará mella en él la presión añadida por esta circunstancia: "Quique Pina me ha dicho que muchos me señalarán como la estrella del equipo. Yo intentaré asumir este papel, pero que nadie se olvide de que de momento soy uno más y me tengo que ganar el puesto como cualquier otro".

Kome también se mostró convencido de que, a pesar de que el Ciudad es un equipo humilde, puede aspirar a algo más que a conseguir la permanencia: "Yo recuerdo que hace dos años, cuando jugaba en el Numancia, se hablaba de que era un equipo que sufriría para mantenerse, y al final conseguimos subir a Primera".